Pide presupuesto GRATIS y sin compromiso

Teléfono fijo +34 91 11 58 391 / Teléfono móvil y WhatsApp +34 636 433 047

Qué es el acoso sexual¿Qué es el acoso sexual? ¿Qué comportamientos se pueden incluir en este problema? ¿Cómo podemos hacerle frente? Gracias a la larga experiencia de nuestra agencia de detectives privados y el compromiso que tenemos con el feminismo, hemos recopilado toda aquella información de interés sobre este tema. La información es poder, conocer adecuadamente el problema hace que nos podamos enfrentar a él de la forma más efectiva posible.

¿Qué es el acoso sexual?

Podemos definir el acoso sexual como las insinuaciones de índole sexual, solicitud de favores sexuales e incluso el contacto verbal o físico con intenciones sexuales no deseados. Todos estos comportamientos se desarrollan en un ambiente hostil u ofensivo.

Es una forma de violencia hacia la mujer. Del mismo modo puede haber hombres que pueden ser el objetivo de un acoso sexual. Este tipo de acoso es drásticamente discriminatorio. También existe abuso sexual infantil.

El acoso sexual se basa en comportamientos no deseados.

El principal problema del acoso sexual es la gran cantidad de formas en la que puede manifestarse. Se da tanto a través de violencia física, como en comportamientos más sutiles. Estas últimas formas pueden ser difíciles de percibir. Podemos estar hablando, por ejemplo, de coacciones o amenazas que fuercen a una persona a realizar acciones que no quiere.

El acoso sexual se presenta en ocasiones como comportamientos a largo plazo. Aquí es donde podemos incluir los “chistes” de contenidos sexuales, invitaciones no deseadas de forma insistente para tener una cita, coqueteo insistente no deseado de naturaleza sexual.

Aparte, nos encontramos con sucesos aislados. Dentro del acoso sexual, este tipo de situaciones son por ejemplo: tocamientos o caricias inapropiadas. A mayor nivel nos enfrentamos a abusos sexuales o la violación.

Características del acoso sexual

Lo primero que debemos de tener muy en cuenta es que el acoso se puede presentar de muchas formas. Para poder analizar adecuadamente las características, hablaremos de tres grupos diferenciados:

Acoso sexual verbal

  • Usar expresiones descalificativas, como: muñeca, pequeña, nena, cariño, guapetón, etcétera. Esto sucede cuando nos encontramos en contextos que no corresponden. Por ejemplo, hemos podido verlo en relaciones laborales, con desconocidos en la calle, gente desconocida o con falta de confianza, etcétera.
  • Comentarios sugerentes o sobre la condición sexual de una persona, mofas y/o bromas, comentarios malintencionados relacionados con la sexualidad o el físico.
  • Insinuaciones sexuales.
  • Comentarios sexuales respecto al cuerpo de una persona.
  • Mentir, humillar y ridiculizar sobre la vida privada y sexual de otra persona.
  • En ámbitos no adecuados, preguntar o insistir sobre la vida sexual de otra persona, sus fantasías sexuales o sus gustos.

Acoso sexual físico

Características del acoso sexualCuando hacemos referencia a qué es el acoso sexual, a la gran mayoría de personas les viene a la cabeza las características del acoso sexual físico. Esto se debe a que, dichas características, son las más “visuales”.

Aun tratándose de las características más reconocibles, todos los casos de acoso tienen la misma importancia. Cualquier comportamiento, situación o problema relacionado, debe solucionarse y no permitirse independientemente de que pensemos que tiene menos importancia.

  • Tocar zonas del cuerpo poco adecuadas.
  • Tocar a una persona sin el permiso de esta.
  • Invadir el espacio y los límites de una persona. Esto se considera acoso cuando se realiza de forma no necesaria. Cuando el objetivo de sobrepasar dichos limites tiene connotaciones u objetivos sexuales.
  • Tocar, sujetar o tirar del pelo y la ropa de la otra persona.
  • Utilizar el contacto físico para realizar una intimidación sexual.
  • Comportamientos cariñosos sin consentimiento. Besos, abrazos, caricias, frotamientos, etcétera.
  • Acercamiento excesivo o incluso contacto físico, de forma deliberada, sin haber sido solicitado ni consentido por la otra persona.
  • Dar un masaje sin consentimiento. De la misma forma que forzar a dar la mano, abrazos o besos.
  • Realizar frotamientos, tocamientos, caricias en zonas intimas, masturbarse uno mismo, con connotaciones sexuales delante de otra persona.

Acoso sexual en el comportamiento

  • Invitaciones insistentes para llevar a cabo actividades no exclusivamente laborales. Incluso cuando la persona ha dejado totalmente claro que no son deseadas por su parte y que son inadecuadas.
  • Llamadas, correos electrónicos, whatsapps, audios. Todos ellos con contenido sexual y/o coacciones y amenazas.
  • Peticiones y suplicas.
  • Entrometerse en la vida y la intimidad sexual de otra persona.
  • Mostrar imágenes con contenido sexual.
  • Insistencia para mantener conductas sexuales, invitaciones impúdicas y comprometedoras.
  • Impedirle el paso a una persona o seguirla con el fin de crear una situación de intimidación, miedo o para sobrepasar los límites personales. Tanto físicos como psicológicos.
  • Hacer regalos personales o de índole sexual.
  • Mirar a otra persona de forma insistente y de manera sexualizada. Esto se realiza con la finalidad de incomodar, en ambientes inadecuados y sin su consentimiento.
  • Agresión sexual.
  • Usar sonidos sexualizados, gestos obscenos como relamerse los labios ante otra persona sin su consentimiento. Hacer gestos con las manos o el cuerpo de manera sexual.
  • Peticiones de favores sexuales a base de amenazas sobre la pérdida de algún beneficio o derecho si no se cumplen dichas peticiones.

Relación entre el acoso sexual y el género

Cuando conocemos más en profundidad qué es el acoso sexual, debemos de hablar de la discriminación que conlleva. ¿Podemos relacionar de forma directa el acoso sexual con el género de la víctima? Por supuesto que está relacionado.

Una de las principales características es que se relaciona directamente  con el género de la víctima. Por esta razón, el acoso sexual es discriminatorio.

Un estudio realizado por la OIT (Organización Internacional del trabajo), han demostrado que el acoso sexual está ligado directamente con el poder. Del mismo modo, se ha demostrado que esto sucede con más frecuencia en sociedades donde las mujeres se tratan como objetos sexuales o  como ciudadanos de segunda.

Uno de los ejemplos más comunes que podemos ver dentro del acoso sexual, es cuando a las mujeres se les pide o exige favores sexuales a cambio de trabajo y dentro de este: ascensos o aumentos de sueldo.

Otro ejemplo y quizás el más visible de todos, es el acoso en la calle. Lo más frecuente en estas situaciones es desde los silbidos o las llamadas de atención, hasta lenguaje desagradable, faltas de respeto e incluso abuso sexual y violación.

Muchas personas no saben qué es el acoso sexual con claridad, puesto que lo confunden con flirteo o una relación de mutuo acuerdo.

Recordemos que el acoso sexual es una acción no deseada. Daña, ofende, angustia. En ciertas situaciones es física y emocionalmente peligrosa. Es frecuente que la víctima se sienta incomoda, insegura, intimidada, avergonzada y amenazada.

Gravedad del acoso sexual

Gravedad acoso sexualSabiendo qué es el acoso sexual, podemos ver que no todos los casos son iguales ni tienen la misma gravedad. A pesar de esto, siempre tienen consecuencias negativas para las víctimas. Es frecuente que las victimas se sientan desprotegidas, perdidas, intimidadas y asustadas.

Antes de conocer las consecuencias debemos de diferenciar la gravedad de los diferentes casos:

Leves:

Agresiones verbales de naturaleza sexual. Estas pueden ir desde chistes y burlas hasta piropos. Es frecuente también que se den repetidas peticiones de citas que siempre son denegadas. Acercamientos no deseado ni consentidos, etcétera.

Graves:

En estas situaciones podemos observar un alto contenido sexual. Es frecuente que se exprese a través de chantajes sexuales, peticiones o exigencias de favores sexuales, ridiculicen de la víctima, etcétera. Otro acoso sexual que se considera grave es el contacto físico no permitido.

Muy grave:

En el acoso sexual que consideramos muy grave se encuentra la presión verba directa, el contacto físico como abrazos y besos sin consentimiento, tocamientos, frotamientos, caricias, acorralamientos. También entra en este grupo seguir a la víctima. Dentro del acoso grave también está el presionar a la victima para conseguir favores sexuales o incluso relaciones. Es frecuente que dichos favores se relacionen directamente con amenazas laborales o familiares.

Consecuencias del acoso sexual

Para poder conocer completamente qué es el acoso sexual, tenemos que tener claras sus consciencias. Cada caso es único al igual que cada persona es un mundo, a pesar de esto, podemos encontrar consecuencias muy similares. Las agrupamos así:

Psicológicas:

  • Inquietud e inseguridad. Pérdida de ganas de ir a estudiar, trabajar o hacer las actividades rutinarias.
  • Sensación de impotencia y nulas ganas de salir adelante, puesto que las victimas pierden el control y piensan que no pueden salir de la situación.
  • Aceptación del acoso. Hay casos que llegan incluso a aceptar las agresiones sexuales por miedo a consecuencias mayores.
  • Sensación de intimidación y de estar bajo presión.
  • Culpa y vergüenza. De la misma forma, sentimiento de humillación y pérdida grave de autoestima.
  • Minimización y justificación de la situación.
  • Cambios de humor, ansiedad, estrés, tristeza, miedo.
  • Desarrollo de enfermedades mentales. Por ejemplo: depresión, estrés postraumático, neurosis, delirios de persecución.
  • Sensación de abandono y soledad.
  • Desanimo, dificultad para centrarse, confusión.
  • Rabia excesiva.
  • Incapacidad para contar el problema y pedir ayuda.

Físicas:¿Cómo salir de una situación de acoso sexual no es fácil?

  • Nauseas, vómitos.
  • Cambios en el apetito que pueden derivar en un trastorno alimenticio.
  • Disminución y fallos en el sistema inmunológico.
  • Caída del pelo.
  • Eczemas y erupciones en la piel.
  • Dolores de cabeza y musculares.

¿Cómo salir de una situación de acoso sexual?

Es verdad que con el movimiento feminista se está trabajando duro para que el acoso sexual sea más visible en nuestra sociedad y podamos hacerle frente. Aunque socialmente estamos logrando grandes avances, nos quedan muchos aspectos por mejorar.

Sin embargo, seguimos encontrando situaciones de discriminación, donde ejercer acoso sexual sigue normalizado.

Nuestra agencia de detectives privados lleva años luchando contra este tipo de problemas. Tenemos una amplia experiencia en investigaciones sobre qué es el acoso sexual. Si es víctima, cree que está siéndolo o conoce a alguien en esta situación, póngase en contacto con nosotros. Nuestro equipo de detectives privados hará todo lo posible por ayudar y conseguir los mejores resultados para poder combatir la situación.

Qué es la infidelidad emocional

Share This Story!

You may also like

No Comment

You can post first response comment.

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.

*

¿Qué es el acoso sexual? . Detectives Privados Madrid.

%%excerpt%% ¿Qué es el acoso sexual? Nuestra agencia de detectives privados recopila la informacion necesaria porque: la informacion es poder.

¿Qué es el acoso sexual?

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies