Historia del analisis de huellas dactilares

Historia del análisis de huellas dactilares

Historia del analisis de huellas dactilares

Como agencia de detectives en Madrid hoy te hablaremos sobre la historia del análisis de huellas dactilares. Este servicio se incluye dentro de nuestras investigaciones técnicas y puede ser de ayuda en distintos tipos de casos. Sigue leyendo para saber más sobre su evolución y cómo podemos ayudarte.

Detectives privados y las huellas dactilares

La Real Academia Española define la dactiloscopia como: “Estudio de las impresiones dactilares, utilizadas para la identificación de las personas”. Para que esto se pudiera hacer como lo conocemos hoy en día, hubo un largo recorrido histórico y muchas investigaciones.

Todos hemos visto los programas de televisión o películas donde los investigadores usan equipos especiales para captar las huellas de las personas. Luego las pasan por una base de datos en un ordenador y consiguen resolver los crímenes.

Esto no siempre es así, y tampoco ha sido de esta forma tan fácil a lo largo de nuestra historia.

Los equipos que vemos en esos programas cuestan millones. Pero incluso en el nivel más rudimentario, el análisis de evidencia necesita ciertos conocimientos científicos. Lo que ha hecho la tecnología es ayudar a llevar esas prácticas a una especie de masificación.

Una de las prácticas más viejas y todavía relevantes en las evidencias de casos es el análisis de las huellas dactilares.

Como detectives hacemos investigaciones técnicas como el análisis de huellas dactilares. El proceso comienza con la extracción de las huellas de la escena, esto se hace con materiales especiales.

Luego se identifica y se compara. Se hace la investigación necesaria. Debe haber un consentimiento de las personas involucradas. Nos preocupamos mucho por cumplir con la cadena de custodia, pues será clave si son necesarias como prueba en un juicio.

Si este es el caso hacemos el informe y podemos ratificarlos ante un juez en un tribunal.

Los detectives se forman también en técnicas criminalísticas, entre ellas la dactiloscopia, porque sirve como una técnica de investigación.

Historia del análisis de huellas dactilares

La historia de las huellas dactilares comienza mucho antes de su uso en procedimientos criminales. Se cree que los babilonios presionaban sus dedos en arcilla húmeda para registrar transacciones de negocios. Más adelante, los chinos adaptaron este sistema, pero mantuvieron sus beneficios como una forma de identificación única.

Estos últimos usaban papel para hacer las transacciones de negocios e incluso identificar a los niños. Cientos de años después seguían usándola.

En 1858 un inglés, Sir William Herschel, jefe magistrado en un distrito en la India solicitó a los residentes que grabaran sus huellas dactilares cuando firmaran documentos de negocios.

Primer sistema de huellas dactilares

Estas son las bases de los primeros sistemas de huellas dactilares. Uno de estos creado por el doctor escocés Henry Faulds. Cuando trabajaba en Japón, descubrió huellas en piezas antiguas de arcilla.

En 1880 le escribió una carta a su primo, Charles Darwin, pidiéndole ayuda para clasificar este sistema. Él no lo ayudó, pero reenvío la solicitud a un eugenista, Sir Francis Galton. Que coleccionaba data de características físicas de personas para determinar su herencia genética.

Él reunió 8 mil muestras de huellas y publicó un libro con el primer sistema de clasificación de la historia, llamado Fingerprints, en 1982. Donde queda clara la individualidad y permanencia de estas.

Galeón publicó dos libros más asociados a las mismas temáticas de las huellas, el último fue un directorio de huellas. Su interés era ayudar a determinar la herencia y antepasados a través de las huellas. Aunque después descubrió que no daban ningún indicio sobre la inteligencia o genética de las personas, sí probó que no variaban con el tiempo y que no podrían ser iguales entre dos personas.

Al mismo tiempo en el mundo otros tuvieron ideas similares. Como Alphonse Bertillon, un francés que trabajó en su propio sistema, que incluía medir manos, pies y otras partes del cuerpo. Esto era antropometría y fue usada por el gobierno de la India británica en 1890.

En Argentina, Juan Vucetich, un oficial de policía, también desarrolló su propio sistema. Aunque otras fuentes le atribuyen el invento a Eduardo Álvarez, su aprendiz. Esto cuando asistió una investigación de homicidio en Buenos Aires.

Las huellas dactilares en la modernidad

En 1896, Edward Henry, comisionado de la Policía Metropolitana de Londres creó lo que conocemos como un sistema moderno de identificación de huellas dactilares. Se basó en el sistema pionero de Galton.

Usó espirales, bucles y arcos de crestas de fricción en la yema del dedo para identificar a los individuos. Cosas que hoy siguen usándose. Este sistema se conoce como Sistema de Clasificación Henry.

Fue la técnica que usó Scotland Yard para crear su propia oficina de huellas dactilares en 1901. Y el año siguiente se presentó evidencia en un juicio, usando esta técnica por primera vez.

En 1903 el sistema llegó a las prisiones de Nueva York. Para luego utilizarse como una herramienta de investigación. Aunque era un sistema muy complicado, porque la comparación se hacía de forma manual. Lo que requería de muchas horas de trabajo.

Mucho tiempo después, en 1980 la Agencia de Policía Nacional Japonesa resolvió ese problema con ordenadores. Creando un sistema automatizado.

El uso de las huellas dactilares en el siglo XXI

El avance de la tecnología permitió varios cambios en el uso de las huellas. Antes del año dos mil en muchos países solo se tenían redes privadas para compararlas. Pero ahora se tienen bases de datos nacionales e internacionales.

A pesar de que ahora se pueden utilizar también otros elementos biométricos, tales como la forma de las orejas o el iris. Las huellas dactilares siguen siendo claves en las investigaciones.

Especialmente porque los hackers cada vez son mejores descifrando contraseñas. Entonces, las huellas son un elemento clave para proteger a los consumidores. Ahora los móviles y ordenadores tienen la opción de leerlas para dar mayor seguridad. Y sirven para métodos de doble autenticación en las apps de los bancos.

La toma de huellas no es algo tan complicado. Pero si se debe hacer de forma consistente y desarrollado para no dejar espacio para los cuestionamientos, sobre todo cuando se usa con fines de investigaciones.

Muchos países de la Unión Europea comparten información sobre huellas dactilares. Como el sistema de información Schengen (SIS), sistema de información de visa (VIS), dactiloscopia Europea (EURODAC) y Europol.

Los países intercambian información de búsquedas y huellas, con sistemas automatizados. Con la meta de encontrar criminales.

Conocer la historia del análisis de huellas dactilares te permite entender su evolución. Como detectives privados tenemos formación en este tema, para asegurarnos que tu investigación tenga éxito lo hacemos de la manera más profesional posible. Contáctanos si necesitas ayuda.

cronolgia huellas dactilares

Fuente infografía

Qué es el catfish y cómo reconocerlo
Qué es el acoso callejero

Historia del análisis de huellas dactilares

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

¿Qué es la violencia intrafamiliar?

Investigaciones Familiares

Más en Noticias
Qué es el acoso callejero
Qué es el acoso callejero

En nuestra agencia de detectives privados Madrid llevamos años realizando investigaciones contra todo tipo de injusticias, con el objetivo de...

Cerrar