Pide presupuesto GRATIS y sin compromiso

Teléfono fijo +34 91 11 58 391 / Teléfono móvil y WhatsApp +34 636 433 047

Okupas en España

El movimiento okupa se incrementa gravemente en verano, aprovechando que las viviendas quedan vacías y sin vigilancia. Por estas y otras razones España es el paraíso de los okupas. Indicios se ha visto en numerosas ocasiones involucrada en investigaciones centradas en demostrar la ocupación de viviendas para apoyar al propietario legítimo o a las comunidades de vecinos. Por eso te contamos detalles sobre este fenómeno.

¿Qué es el fenómeno de los okupa?

La situación que vivimos en nuestro país conocida como “fenómeno o movimiento okupa”, comenzó a finales de los años 70 en Inglaterra, Holanda y Alemania. Era una expresión de la ideología liberal hippie. El fenómeno llega a España sobre los mediados de los 70, como un movimiento en contra del sistema, reforzado debido a la falta de soluciones jurídicas;.

Aunque los okupas atentan gravemente contra el derecho de la propiedad aún nos queda un largo camino para saber cómo combatirlo.

La principal causa de esto es la debilidad de nuestra legislación respecto a esta situación. Lo que nos hace estar sumergidos en un problema único en Europa.

Los propietarios afectados por okupas se ven desprotegidos de forma directa por el Código Penal del año 1995, encargado de introducir el delito de usurpación de bienes inmuebles. Es poco severa y no ofrece soluciones concluyentes. Da un castigo de pena de tres hasta seis meses para los que hayan realizado la ocupación del inmueble, edificio o vivienda, en contra del titular correspondiente.

¿Cuál es el problema para luchar contra una ocupación?

El problema comienza nada más introducirse en un procedimiento penal de un delito de usurpación de bienes inmuebles. Puesto que la ocupación debe de realizarse sobre un inmueble que no sea la morada habitual del propietario. También es necesario que el juez pueda ver indicios del delito.

Es en este momento nos toca enfrentamos al problema de la interpretación, debido a que no todos los actos okupas que afectan a inmuebles que no sean la morada se pueden considerar delito. Solo pudiéndose castigar así los actos graves.

Solo se pueden imputar las ocupaciones que se hayan realizado con una intención evidenciable de ejercer los derechos del inmueble, como intención de permanencia o privacidad total sobre el derecho propio del titular.

El procedimiento penal aparte de ser, frecuentemente, largo y pesado no tiene una resolución segura para los propietarios afectados. Quienes pueden verse desestimados con facilidad.

España, el paraíso de los okupas

No existe resolución civil para los casos de ocupación. Por esta razón los tribunales han tomado los procesos de desahucio como temas precarios, donde es necesario la presencia de abogados y procuradores de los tribunales. La duración de esto, aproximadamente, suele ser entre 9 o 18 meses.

En España no existen tutelas judiciales rápidas ni seguras. Exceptuando Portugal, la situación que vivimos en nuestro país, no existe en ningún otro lugar de Europa. Para poder cambiar esto es necesaria la involucración político-legislativa. Que lleve a cabo modificaciones en la Ley de Arrendamiento Urbano y Ley de Enjuiciamiento Civil.

Al comparar España con otros países de Europa, podemos ver que el problema de la ocupación ilegal en nuestro país es cada vez más grave.

Okupas en otros países europeos

Francia

No es considerado un delito penal, sin embargo la policía tiene la capacidad de desalojar a los okupas. Esto durante las primeras 48 horas de ocupación, desde que se conoce la situación.

Después, los okupas deben de demostrar que el inmueble dispone las condiciones mínimas de habitabilidad. Y posteriormente, los propietarios legítimos pueden proceder a denunciar judicialmente a los okupas para poder recuperar la posesión legal.

Alemania

Si existen pisos vacíos, los propietarios pueden verse obligados a rehabilitarlos. Si esto no se cumple pueden ser sancionados económicamente o expropiación del inmueble de forma temporal.

En el caso de existir una ocupación es necesario que el propietario denuncie y ponga en conocimiento a las autoridades 24 horas después de conocer los hechos. De ser necesario será obligatorio poner en marcha obras que reparen los daños u obras de remodelación.

Holanda

Lo único necesario será que el propietario del inmueble denuncie a la Policía sobre la ocupación del inmueble de su propiedad. Esta se encargara de conseguir la autorización judicial para comenzar el desalojo.

Dinamarca

Las leyes de este país tienen establecidas multas para las casas desocupadas. En el caso de ocupación ilegal tan solo hay que acudir a la policía para demostrar que el denunciante es el propietario legítimo.

Italia

El propietario legítimo puede denunciar a la policía sobre su situación. El juzgado, a través de un juicio rápido, ordenará a la policía realizar el procedimiento de desalojo. Los okupas tendrán la obligación de abonar los daños que se hayan producido en el inmueble.

Aparte, en este país, hay un delito de defraudación del fluido eléctrico. Estetiene una sanción económica que oscila entre 3 meses y el año de cuantía, superando los 400 euros.

Inglaterra

Tanto en Inglaterra como en Gales, ocupar ilegalmente una vivienda se considera un delito penal, castigado con multas de hasta medio año de prisión. Los propietarios legítimos puedes denunciar a la policía la ocupación. Esta verificará la denuncia y procederá a arrestar a los okupas. Los agentes deben de probar que los okupas pretendían vivir en el inmueble.

Consecuencias de la ocupación ilegal

Siempre y cuando la ocupación se lleve a cabo de forma pacífica y dure un amplio periodo, se conocerá como “prescripción adquisitiva” o “usurpación”. Si es así y se atiene a ciertos  requisitos legales, se podrá adquirir la propiedad. Entonces ¿ser okupa no es un delito?Consecuencias de la ocupación ilegal.

En la actualidad, en nuestro código criminal, se comprende como delito leve de usurpación. Pasa cuando una persona o un grupo de estas mediante violencia o intimidación, ocupan un inmueble o la propiedad, robando así el derecho real inmobiliario de pertenencia ajena.

Para considerarse un delito mayor, la propiedad ocupada debe pertenecer a locales comerciales, teatros o cines abandonados o antiguas entidades bancarias o del estado.

Si se ocupa un inmueble no habitado, o por lo menos que no lo esté de forma habitual, se incurre en un delito de usurpación de propiedad. Esto independientemente si la ocupación se realizó con violencia o no, sin autorización del propietario legítimo y con intenciones de permanecer ahí durante un periodo prolongado.

Las penas de este delito oscilan entre 1 o 2 años de prisión, sumándose las penas derivadas de los posibles ataques de violencia o intimidación. También se pueden imponer multas de entre 3 a 8 meses si la ocupación no tuvo autorización. Las multas variaran según las circunstancias personales, rondando normalmente los 20 euros diarios.

Las entidades financieras no desalojan a los okupas

Los vecinos afectados piden ayuda a los ayuntamientos para que estos ejerzan presión a las entidades financieras en los casos de ocupación.

El Defensor del Pueblo denuncia a las entidades financieras que son propietarias de inmuebles ocupados, de hacer caso omiso a los afectados por esta situación aunque año tras año las quejas por los problemas que causan los okupas, son cada vez mayores, lo realmente preocupante es la cantidad de propietarios que se ven afectados por esto en las épocas vacacionales en verano. La gran mayoría de inmuebles ocupados son de titularidad pública o entidades bancarias.

El principal problema que causan los okupas, no solo es a los propietarios, sino a los vecinos del inmueble:

  • Insalubridad por acumulación de residuos.
  • Vandalismo que causa el deterioro de elementos comunes.
  • Manipulación de contadores generales de luz y agua, etcétera.

En estas situaciones, se toma al propietario del inmueble como responsable para iniciar el procedimiento de recuperación y desalojo de los okupas. Como las entidades financieras no parecen querer involucrarse, las quejas se centran en los ayuntamientos. Para que estos valoren la posibilidad de ejercer presión a la propiedad para iniciar  los procesos que sean necesarios.

El mercado negro de los okupas

Debido principalmente a la crisis, son muchas personas que buscan casa con desesperación. Familias con menores a su cargo, personas mayores o dependientes que no tienen un techo bajo el que dormir. Esta terrible situación hace que se encuentren un sinfín de mensajes desesperados de personas dispuestas a pagar por un piso okupa.

Es necesario saber que las mafias que se dedican a vender casas okupas, obviamente no de su propiedad, se centran en viviendas vacías o de entidades financieras, donde también es relativamente fácil acceder a los suministros. Una vez la familia entra en la casa, toda la responsabilidad caerá sobre esta.

Investigaciones sobre ocupaciones ilegales de viviendas

Los detectives privados son figuras esenciales en los casos que se necesiten pruebas para apoyar una decisión judicial. Cuando se encarga de investigar ocupaciones ilegales de viviendas, hablamos de que las pruebas obtenidas por este son, en el mayor número de casos, las causas por las que se consigue solucionar los problemas que traen consigo este tipo de conflictos, tanto para el propietario como para los vecinos.

Nuestra agencia no solo cuenta con los mejores profesionales, sino también con las últimas tecnologías que nos facilitan la obtención de resultados. También estamos apoyados por la agencia de Informático Forense Madrid, encargados de todos aquellos casos en los que sean necesarios sus conocimientos especializados sobre Internet y Tecnología.

Las ocupaciones de inmuebles ilegales, son una práctica muy extendida. Como hemos hablado anteriormente, en España, en gran parte debido a la duradera crisis en la que seguimos sumergidos, los casos de ocupación ilegal se han duplicado. Muchas personas que se han quedado en la calle con sus hijos, padres o gente dependiente, los cuales han terminado siendo okupas por necesidad.

Aparte de los casos por extrema necesidad, también hay muchos otros en los que son ocupados ilegalmente por el mero hecho de que el inmueble estaba vacío. Y hay quienes vieron la oportunidad de vivir al margen, sin necesidad de abonar un euro.

Los últimos datos recogidos por el Estado estimulan que existen cerca de 90 mil familias en España que viven de okupas de forma ilegal. Esto incluye que el fraude suele ir más lejos que el simple impago del alquiler. Porque muchos se buscan la forma de tener conexión a la electricidad, calefacción, gas, agua sin pagar nada. Estafan así a toda la comunidad de vecinos para consumir los suministros pasivos al margen de la ley.

Comunidades de vecinos y propietarios afectadas por okupas

Propietarios y comunidades intentan, en la medida de lo posible, evitar a toda costa este tipo de problemas. Sin embargo a veces es inevitable.

Cuando un propietario se da cuenta que han ocupado su casa se sumerge en un estado de estrés e impotencia. Están dentro de su propiedad, no se van a ir por las buenas, no cuidan el inmueble. Y en algunos casos los okupas pueden mostrar conductas violentas cuando se les descubre. Daños a las instalaciones y al mobiliario, incluso pérdida de la estructura del edificio. Problemas con los vecinos, intimidaciones, amenazas, entre otros. Aunque no todos los casos son tan extremos, hemos de decir que desgraciadamente son cada vez más frecuentes.Problemas con okupas.

Uno de los principales efectos negativos que se sufre cuando ha habido una ocupación en la vivienda es la drástica devaluación del inmueble y del barrio donde este. Esta pérdida ronda entre el 40 y el 60% del valor original.

Tanto el dueño del inmueble, como la comunidad y todas las personas que residen ahí, deben enfrentarse unidos a esta situación e intentar ponerle solución lo antes posible.

Para ello recomendamos contar con el apoyo de profesionales para evitar que España sea el paraíso de los okupas. Puede necesitar detectives privados, nuestra agencia tiene una amplia experiencia en este tipo de investigaciones, si tiene cualquier consulta no dude en contactarnos.

¿Cómo ha evolucionado la prostitución?

Share This Story!

You may also like

España, el paraíso de los okupas

El movimiento okupa se incrementa gravemente en verano, aprovechando que las viviendas quedan vacías y sin vigilancia. Por estas y otras razones España es el paraíso de los okupas. Indicios se ha visto en numerosas ocasiones involucrada en investigaciones centradas en demostrar la ocupación de viviendas para apoyar al propietario legítimo o a las comunidades de vecinos. Por eso te contamos detalles sobre este fenómeno. ¿Qué es el fenómeno de los okupa? La situación que vivimos en nuestro país conocida como “fenómeno o movimiento okupa”, comenzó a finales de los años 70 en Inglaterra, Holanda y Alemania. Era una expresión de la ideología liberal hippie. El fenómeno llega a España sobre los mediados de los 70, como un movimiento en contra del sistema, reforzado debido a la falta de soluciones jurídicas;. Aunque los okupas atentan gravemente contra el derecho de la propiedad aún nos queda un largo camino para saber cómo combatirlo. La principal causa de esto es la debilidad de nuestra legislación respecto a esta situación. Lo que nos hace estar sumergidos en un problema único en Europa. Los propietarios afectados por okupas se ven desprotegidos de forma directa por el Código Penal del año 1995, encargado de introducir el delito de usurpación de bienes inmuebles. Es poco severa y no ofrece soluciones concluyentes. Da un castigo de pena de tres hasta seis meses para los que hayan realizado la ocupación del inmueble, edificio o vivienda, en contra del titular correspondiente. ¿Cuál es el problema para luchar contra una ocupación? El problema comienza nada más introducirse en un procedimiento penal de un delito de usurpación de bienes inmuebles. Puesto que la ocupación debe de realizarse sobre un inmueble que no sea la morada habitual del propietario. También es necesario que el juez pueda ver indicios del delito. Es en este

España, el paraíso de los okupas

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies