Pide presupuesto GRATIS y sin compromiso

Teléfono fijo +34 91 11 58 391 / Teléfono móvil y WhatsApp +34 636 433 047

Sé que me engaña o sospecho que es infiel. Infidelidades

En este gabinete de detectives privados te ayudaremos a descubrir si existe infidelidad en tu relación de pareja. Sé que me engaña o sospecho que es infiel, son algunas de las frases que nos comentan nuestros clientes. Al mismo tiempo, requieren pruebas que no sólo lo confirme o desmienta sus dudas, se necesitan para enfrentarse a la verdad.

Sé que me engaña o sospecho que es infiel: necesito que me lo confirmen

Antes de empezar a acusar, se necesita estar seguro de todo lo que vayamos a decir a la parte implicada. Por muchas dudas que se tengan, si no hay pruebas o no lo hemos visto nosotros, puede que dicha acusación se nos vuelva en contra. La otra parte puede esquivar las frases y tal vez, utilizar un ataque para defenderse. Y lo peor de todo, que ya sabrá que estamos mosqueados y tendrá mucho cuidado a partir de ahora. Al poner sobreaviso tendremos mucha dificultad para poder conseguir alguna prueba. En otros casos, puede que su defensa se base en ataque y nos señale como celoso/as, mentiroso/as, loco/as…Y nos “chantaje” con contar esta situación a familiares y amigos. Todo para que veamos que no existe tal infidelidad.

Para que esto no ocurra lo mejor que podemos hacer es dejar este asunto en manos de profesionales como los detectives privados. Nosotros mediante nuestras técnicas de seguimiento y vigilancia, obtendremos las evidencias para que sepa usted la verdad. Nosotros no entramos en valoraciones, le daremos las imágenes que se hayan desprendido de la investigación. Haya o no haya infidelidad. De cada 10 clientes que vienen a nuestra agencia, 8 suelen estar en lo cierto y la infidelidad se confirma.

Cambios de actitud, llegadas tardías, silencios como respuestas

Existen detalles, gestos y actitudes que nos pueden guiar o señalar que nuestra pareja nos está ocultando algo. En un primer momento puede que no le demos importancia, pero cuando se alarga esa actitud o continua esos detalles, ya empezamos a verlo de otra forma. Es verdad, que cuando vienen a nuestra agencia de detectives, es porque esas sospechas ya tienen una base sólida. Si de cada diez casos, ocho se confirman, los otros dos son por motivos ajenos a la infidelidad. Puede que se atraviese un bache existencial, que la vida nos haga reflexionar…En algunos casos, la causa de esa actitud sea causa de otros problemas como la ludopatía, consumo de sustancias ilegales, ingesta abundante de alcohol…

Incluso, la pérdida de trabajo o simplemente cambiar los hábitos al llegar a una edad y quererse cuidar más. Al no haber una comunicación abierta con la pareja, la otra parte puede caer en equivocación de la existencia de otra tercera persona. Motivo por el cual, muchos ciudadanos prefieren que investiguemos por ellos y así no empeorar las cosas con la otra parte. La verdad es necesaria verla antes de hacer cualquier otro movimiento que podamos lamentar en el futuro.

¿Que señales podemos tener en cuenta para descubrir una infidelidad?

En este blog de noticias hemos destacado siempre unas cuantas señales que pueden ponernos en alerta ante una posible infidelidad. Dos de los más repetidos e importantes signos son salidas de dinero sin justificar y el móvil que se lleva a todas las partes. Aunque haya más estas dos señales son las que más despiertan sospechas y desconfianza. La primera, la salida del dinero, en la mayoría de las veces, en pequeñas cantidades. Si revisamos los extractos bancarios, se verá los movimientos y hasta en que cajero se sacó y a qué hora. Nuestros clientes, nos indican que esta fue ya la razón más impactante de sus sospechas y temores.

Una de nuestras clientas nos comento, que cuando vio que se repetía la salida de dinero en un mismo cajero todos los días de una semana, empezó a atar cabos. Era un cajero situado al lado de la vivienda de una de sus mejores amigas. Y no el de al lado del gimnasio donde se suponía que los jueves iba su marido a entrenar. Esa amiga había sido compañera de universidad de su marido y se había divorciado hacía un años. Cuando nos solicito un servicio de investigación, confirmó todas sus sospechas. Su marido, todos los jueves iba a casa de la amiga en común. Pero antes, sacaba dinero para ir a comprar a un supermercado de al lado del domicilio. Luego subía y salia antes de las 10 para volver a su casa.

Pase lo que pase y se haga lo que se haga, el móvil se ha quedado pegado a nuestra pareja

Si antes el móvil se dejaba tranquilamente en la mesa del salón o del comedor, ahora parece que es otro miembro más del cuerpo de la pareja. No se separa nunca de él, contesta rápidamente y habla casi en monosílabos. Por no mencionar que mira el número cuando le llaman y a veces, ni contesta. También puede que lo silencie pero la vibración se escuha. El timbre de los mensajes cada dos por tres salta o puede que sea otro sonido diferente del resto, para destacarse de los demás.

Sonrisas o cambio del semblante cada vez que está escribiendo. Y cuando se pregunta, responde que es trabajo, familia o amigos, pero nunca especifica la persona. A la hora de irse a la cama, o se esconde el teléfono en el abrigo, para que no se olvide al día siguiente. O se comparte la cama con el teléfono e incluso, hasta la ducha. Este exceso de recelo y vigilancia a este dispositivo, hace que las sospechas aumentan y la imaginación se dispare.

Otras señales que indican que puede estar pasando. Mentiras y excusas variadas

Reuniones que se alargan, el trabajo que aumenta y la llegada a casa se hace eterna. Excusas dispares, como ayudar a un compañero o compañera, quedadas con amigos, un nuevo hobby, gimnasio… Los cambios de contraseña de dispositivos, que antes se compartían ahora, ya hay un bloqueo. Incluso, la foto de los perfiles sociales pueden darnos una pista. Si antes aparecia la pareja o la familia, ahora solo hay una foto de esa persona sola. Que se borre el historial de las páginas por la que se haya navegado o las mentiras que empiezan a ser habituales, nos indican que hay algo.

Sé que me engaña o sospecho que es infiel. Infidelidades

Mirar el kilometraje del vehículo y verificar que hay más kilómetros de lo que debía indicar, nos puede poner también en sobre aviso. Los cambios repentinos de horarios laborales o de otros motivos, puede dar cabida a la desconfianza. Si ya empieza a relegar de ciertas responsabilidades como de las reuniones familiares, puede que el fin de la relación esté más cerca de lo que creemos.

Aunque nos pique la curiosidad; cuidado con mirar el móvil de otra persona

No se puede mirar el móvil de otra persona por mucho que pensemos que existen motivos como la infidelidad. Es ilegal y puede acarrearnos serios problemas; manipular un dispositivo que no es nuestro es un delito. Y se recoge en el artículo 197 del Código Penal, descubrimiento y revelación de secretos. Puede ser castigado/a la persona que haga este delito de entre tres meses hasta siete años. Si a esto le sumamos la apropiación indebida de archivos o ficheros, nos encontramos con penas de entre uno y cuatros años de cárcel.

Así que si esta pensando como coger ese móvil cuando su pareja no le pueda ver; olvídese de hacerlo. Ni lo intente, no sólo por las consecuencias legales, sino porque si le pilla su pareja, por mucho que tenga una buena excusa, ya le ha puesto sobreaviso. Es mejor, contratar a un investigador que le de pruebas y que sean obtenidas de otra forma. Eso sí, legalmente y legitimidadas. Porque no se nos olvide, nuestras actuaciones están amparadas y versadas sobre las leyes. Y no, no nos ponemos debajo de la cama o intentamos mirar por la ventana en busca de algo. Eso va contra los derechos constitucionales como el de la intimidad.

Despues de saber la verdad, sigue la decisión de qué hacer

Ante la cuestión de: “Sé que me me engaña o sospecho que es infiel”, los detectives damos nuestros informes y archivos audiovisuales. Después de esto, nosotros ya no podemos hacer nada por usted. Ahora es el momento, con la verdad de lo que pasa en sus manos, de tomar una decisión. Sea cual sea esta, tenga en cuenta que tendrá que asumirla para siempre. A veces, estar solo/a, puede ser la mejor opción si no soportamos o borramos la idea de esa infidelidad. Si va a perseguir siempre y no puede olvidar, acaba y comienza una nueva vida.

Sospecho que mi pareja es infiel necesito pruebas fiables

Share This Story!

You may also like

Sé que me engaña o sospecho que es infiel. Infidelidades

En este gabinete de detectives privados te ayudaremos a descubrir si existe infidelidad en tu relación de pareja. Sé que me engaña o sospecho que es infiel, son algunas de las frases que nos comentan nuestros clientes. Al mismo tiempo, requieren pruebas que no sólo lo confirme o desmienta sus dudas, se necesitan para enfrentarse a la verdad. Sé que me engaña o sospecho que es infiel: necesito que me lo confirmen Antes de empezar a acusar, se necesita estar seguro de todo lo que vayamos a decir a la parte implicada. Por muchas dudas que se tengan, si no hay pruebas o no lo hemos visto nosotros, puede que dicha acusación se nos vuelva en contra. La otra parte puede esquivar las frases y tal vez, utilizar un ataque para defenderse. Y lo peor de todo, que ya sabrá que estamos mosqueados y tendrá mucho cuidado a partir de ahora. Al poner sobreaviso tendremos mucha dificultad para poder conseguir alguna prueba. En otros casos, puede que su defensa se base en ataque y nos señale como celoso/as, mentiroso/as, loco/as...Y nos “chantaje” con contar esta situación a familiares y amigos. Todo para que veamos que no existe tal infidelidad. Para que esto no ocurra lo mejor que podemos hacer es dejar este asunto en manos de profesionales como los detectives privados. Nosotros mediante nuestras técnicas de seguimiento y vigilancia, obtendremos las evidencias para que sepa usted la verdad. Nosotros no entramos en valoraciones, le daremos las imágenes que se hayan desprendido de la investigación. Haya o no haya infidelidad. De cada 10 clientes que vienen a nuestra agencia, 8 suelen estar en lo cierto y la infidelidad se confirma. Cambios de actitud, llegadas tardías, silencios como respuestas Existen detalles, gestos y actitudes que nos pueden guiar o señalar que nuestra

Sé que me engaña o sospecho que es infiel. Infidelidades

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies