Pide presupuesto GRATIS y sin compromiso

Teléfono fijo +34 91 11 58 391 / Teléfono móvil y WhatsApp +34 636 433 047

Vigilancias a menores¿Qué hace mi hijo cuando esta fuera de casa? ¿Por qué ha cambiado tanto su comportamiento? Los padres siempre estarán preocupados por sus hijos. Los menores, sobre todo al llegar a la adolescencia, reclaman su propio espacio. Desgraciadamente muchas veces esto hace que terminen con malas compañías o tomando hábitos dañinos. En Indicios Detectives hablamos en profundidad sobre las vigilancias a menores.

Problemas con los adolescentes

Cada vez son más los padres que confían en los detectives privados para vigilar a sus hijos. Actitudes sospechosas, cambios bruscos de humor, aislamiento, bajo rendimiento académico; todo esto son las principales razones por las que se contrata a este tipo de profesionales.

Una de las causas principales por las que se necesitan los servicios de los detectives es por la dificultad de entablar un diálogo familiar. Las redes sociales han fomentado el aislamiento de niños y adolescentes, que prefieren hablar con sus amigos e incluso desconocidos, antes que con sus padres. La sobreprotección también causa distanciamiento. Un menor, sobre todo los adolescentes, que están formando su personalidad, necesitan un poco de espacio para poder confiar en sus padres o tutores.

En muchas de estas investigaciones, los detectives, tan solo descubren “travesuras” o meteduras de pata propias de los adolescentes. Pero, en más de una ocasión hemos descubierto un lado oscuro, incluso peligroso, que los padres desconocían.

¿Cómo se realizan las vigilancias a menores?

Las vigilancias a menores son más complejas de lo que se cree. Para conocer mejor cómo se realizan vamos a poner un ejemplo práctico, basado en uno de los casos que realizamos hace tiempo. Los nombres, lugares y algunas situaciones han sido modificados para proteger la intimidad y el anonimato de los integrantes de la historia.

  • ¿Cómo se realizan las vigilancias a menores?8 de la mañana. El sujeto investigado abandona su domicilio. Vestido con un abrigo negro, vaqueros y una mochila escolar, gris y azul. Antes de llegar al instituto se detiene en un parque con dos sujetos mayores que él, entre 18 y 25 años. Extrae de la mochila tabaco de liar. Junto con los otros dos individuos, podemos observar que consumen una sustancia oscura (lo identificamos como hachís). Antes de irse, los otros dos jóvenes le pasan una bolsa trasparente con un alto contenido de esa sustancia.
  • 11:08. Un joven de aproximadamente 16 años se acerca al investigado en una moto y le entrega un billete. A cambio de este, el investigado le pasa la bolsa trasparente con hachís. A lo largo de la mañana, recibe 14 visitas más y consume 7 porros. La cantidad próxima recaudada por el joven ronda los 170 euros.
  • 18:30 de la tarde. El joven regresa al mismo parque. Se reúne con los dos chicos de la misma mañana y 3 jóvenes más, todos mayores que él. Podemos ver cómo todos ellos comienzan a esnifar una sustancia blanca que pican en las mismas pantallas de sus teléfonos móviles.
  • 20:00. El investigado entrega dinero a uno de los jóvenes. Se forma un pequeño revuelo y lo lanzan contra el suelo. Le grita mientras que los otros revisan su mochila y su abrigo, tirando todas sus pertenencias por el suelo. Le quitan dinero de la mochila y se marchan.

Resultado de la investigación

En esta investigación descubrimos que el joven de 17 años estaba metido de lleno en el mundo de las drogas. Pasaba el material que las otras personas le daban y luego tenía que darles el dinero, a cambio consumía con ellos y pasaban largas horas en el parque. El joven, aparte de recibir golpes y verse claramente asustado y estresado, seguía viéndose con estas.

Los padres nos habían contratado porque su hijo, que siempre había sido un chico responsable y con carácter alegre, había empezado a cambiar. Llegaba tarde a clase o directamente se ausentaba. Empezó a tener brotes de agresividad con sus padres y su hermana menor. Sacaba malas notas y se metía en problemas en clase. La gota que colmó el vaso fue cuando los padres empezaron a darse cuenta de que faltaba dinero y un día su hijo llegó con cardenales en los brazos.

A pesar de los intentos de hablar con el joven, este estaba encerrado en sí mismo. No contaba nada y reaccionaba mal cuando los padres le presionaban. Así que decidieron contratar los servicios de un detective privado para averiguar cuál era el problema.

Investigaciones en casos de menores

En las agencias de detectives de nuestro país se reciben investigaciones de vigilancias a menores en una media entre 3 y 6 en un mes. Este tipo de trabajos tan solo representa una mínima parte de todo lo que hacen los detectives privados.

Gracias a datos recogidos por la APDPE (Asociación Profesional de Detectives Privados en España) podemos observar que la solicitud de vigilancias a menores por parte de los clientes va en aumento. Al principio de los años 90 las infidelidades eran los casos más comunes en nuestros despachos, más del 70 %. Hoy en día casi resaltan las investigaciones empresariales, aunque los casos de investigación a menores forman casi un 20 % del total.

Las vigilancias a menores, en muchas ocasiones, solo sacan a la luz comportamientos “normales” dentro de la adolescencia. Tomar alcohol, fumar un cigarro, saltarse alguna clase o pasar mucho tiempo con la pareja. Pero en algunas investigaciones descubrimos lo que los padres más temen. En nuestra agencia hemos dado con abusos de drogas, el trapicheo, sectas y prostitución.

Tras la investigación es común que, si la situación es delicada, los padres se derrumben. Lo más importante a tener en cuenta en estas situaciones es la necesidad de comunicación entre los padres y el menor. La contratación de un detective se da cuando la comunicación en la familia falla. La labor de los detectives privados tiene una función social y no como chivatos. Que los padres estén informados de lo que hacen sus hijos es completamente necesario.

En las investigaciones donde los menores están poniendo en peligro su salud física o mental recomendamos acudir a profesionales.

Motivos principales para realizar vigilancias a menores

Sospechas, cambios de comportamiento, aislamiento. La preocupación de los padres al notar ciertos indicios puede hacer que sospechen sobre las conductas de los hijos a sus espaldas.

Gracias al trabajo de los detectives privados, podemos saber si las sospechas y los indicios son ciertos. Los motivos principales para vigilar a los menores son las sospechas por las siguientes conductas:

  • Ludopatías: Aunque no es un problema que se conozca mucho, pero la ludopatía en mores es cada vez más frecuente. Es necesario parar la adicción al juego, incluidos los videojuegos, antes de que se conviertan en una ludopatía.
  • Consumo de estupefacientes: el consumo de alcohol y otras drogas en la adolescencia, incluso en la preadolescencia, es uno de los problemas más comunes en nuestro país. Saber si el menor consume algún tipo de drogas es fundamental para ponerle fin a esta peligrosa actividad.
  • Bandas callejeras y sectas: es frecuente que los menores sean muy influenciables por su grupo de amigos o jóvenes mayores que ellos. La captación de menores es un grave problema al que cada vez se le está dando más visibilidad en España. Que los detectives puedan demostrar que el menor está involucrado o siendo captado por una banda o una secta, es esencial para garantizar su seguridad.
  • Actividades delictivas: es frecuente que los menores investigados lleven a cabo conductas problemáticas o actos delictivos. Aquí podemos ver pequeños robos, trapicheo de drogas, peleas.
  • Amistades indeseadas: como hemos dicho antes, los menores son altamente influenciables. Si se rodean de personas que no son adecuadas o que tienen comportamientos indeseados, seguramente el menor investigado termine con el mismo comportamiento.

Detectives privados especializados en vigilancias de menores

Detectives privados especializados en vigilancias de menoresLas vigilancias de menores son cada vez más frecuentes. Indicios Detectives tiene a un grupo de profesionales especializados en este tipo de investigaciones para así garantizar el éxito. Muchos padres ponen su confianza en nosotros para solventar la situación angustiosa en la que están sumidos.

Si tiene la necesidad de contar con el apoyo de profesionales, para asegurarse de que su hijo está a salvo o no tiene  ninguna conducta de riesgo, nuestro equipo le aportará todo lo que necesita saber. Es así como se podrán tomar las medidas adecuadas en caso de ser necesario.

Los detectives privados también tienen la función de orientar a los padres o tutores en esta delicada situación. Ante todo es esencial explicar cómo se va a llevar a cabo la investigación.

Es importante tener en cuenta que, a pesar de ser siempre investigaciones a menores, cada caso es único. La duración, la situación y la persona a investigar hará que el trabajo deba adaptarse adecuadamente. Tanto en técnicas, métodos y duración.

Si teme por la integridad de sus hijos o conoce algún amigo familiar que necesita ayuda, no dude en ponerse en contacto con nosotros.

Comportamientos agresivos en la pareja
Cómo demostrar el maltrato psicológico

Share This Story!

You may also like

No Comment

You can post first response comment.

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.

*

Cómo se realizan las vigilancias a menores | Indicios Detectives

¿Qué hace mi hijo cuando esta fuera de casa? En Indicios Detectives hablamos en profundidad sobre las vigilancias a menores.

Cómo se realizan las vigilancias a menores

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies