Detectives Madrid

¿Cómo salir de una situación de violencia de género?

¿Es posible salir de una situación de violencia de género? Sí, y nuestro equipo de detectives privados en Madrid está  especializado en identificar y recopilar pruebas en problemas de este tipo. Este es un tipo de maltrato periódico, comienza con pequeñas acciones casi imperceptibles y va en aumento poco a poco. Esto hace que en las primeras etapas sea más difícil de identificar.

¿Por qué tantas mujeres se sienten incapaces de escapar de una relación de violencia de género?

Debemos conocer cómo se desarrolla una relación basada en la violencia de género. Como hemos dicho anteriormente, las agresiones son progresivas. Podemos diferencias diferentes fases comunes:

Primera fase:

Normalmente, comienzan las agresiones psíquicas y verbales. Esto crea un aumento de la tensión donde el maltratador se va volviendo más irascible, comportándose con más agresividad y buscando peleas en todas las situaciones.

Segunda fase:

Es aquí donde la tensión llega al límite. Las agresiones físicas comienzan con pequeños empujones, tirones del pelo, forcejeos. Después de esto, ya pasarán a  las amenazas de mayor gravedad (amenazas de muerte, amenazas referentes a los hijos, etc). Y las agresiones físicas de mayor violencia.

Tercera fase:

Esta fase es temporal, es donde el maltratador se muestra arrepentido, haciendo chantaje emocional o intentando compensar su comportamiento, según pase el tiempo, esta etapa llegará a desaparecer.

Es un círculo vicioso donde se turnan la agresión u el arrepentimiento. El agresor, para mantener la relación, se encargará de alimentar lo que llamamos la ilusión del cambio. Prometiendo que su comportamiento no volverá a ocurrir y haciendo chantaje emocional, como por ejemplo “no puedo vivir sin ti”.

De esta manera, podemos llegar a comprender como muchas mujeres en el inicio de la situación de violencia de género, mantienen la relación con el agresor.

Un comportamiento, también muy frecuente, en los agresores, es culpabilizar a la víctima: “Si tú no te comportaras así, yo no lo habría hecho”. Esto hace que muchas mujeres se tornen sumisas y complacientes. Para así evitar que la agresión vuelva a ocurrir de nuevo.

Si eres víctima de maltrato, tú no tienes la culpa

Si estas siendo víctima de violencia de género debes de saber que no estás sola, que no eres culpable y no te lo mereces. Recuerda:

Aún estamos en una sociedad que incrementa las diferencias entre hombres y mujeres desde la educación. Seguimos sumergidos en un pensamiento individualista, donde creemos que estos casos son aislados. Y en muchas ocasiones, esto pone en juego nuestra reputación, por lo que no pedimos ayuda.

Existen muchos clichés que perjudican gravemente a las mujeres en las situaciones de violencia de género:

Las mujeres que se encuentran afectadas por la violencia de género tienden a realizar varios intentos de terminar la relación antes de tomar la decisión definitiva. Son cada vez más frecuentes las que acuden a especialistas, en busca de ayuda para salir adelante.

Cuando la mujer toma por fin la decisión de romper y abandonar la situación precaria en la que se encuentra, es necesario el apoyo psicológico. En muchas ocasiones es conocido el término de que las mujeres maltratadas están “rotas”.

Todas las mujeres pueden salir de una situación de violencia de género

Aunque cada persona es un mundo y cada una se desarrolla, crece y aprende de manera diferente, hay ciertas pautas comunes en la recuperación, en las que nos debemos centrar:

No hay ninguna razón para que, ninguna mujer, permanezca en una relación de violencia de género. No existe razón para que nadie se mantenga en una situación donde no se sienta respetada o se le trate como igual.

Existen muchos centros de información para las mujeres y asociaciones que se dedican exclusivamente a estos temas.

Desde nuestra agencia de detectives, ofrecemos todo nuestro apoyo y asesoramiento gratuito.

Salir de una relación de violencia de género, no es fácil y hay muchas ocasiones en las que existe un riesgo. Si es tu caso o conoces a alguien que se encuentre en esta situación, te ofrecemos varios consejos con los que se puede reducir el riesgo de posibles agresiones. IO o saber cómo actuar si hay nuevos episodios de violencia.

¿Cómo se puede prevenir una agresión?

En caso de que estés en una situación de maltrato y creas necesario que debes de huir en algún momento. Es siempre buena idea tener preparada la documentación, ropa tuya y de tus hijos si tienes, tarjetas de crédito, una copia de las llaves.

Es importante contar con solvencia económica, para poder afrontar los gatos, tanto tuyos  como de tus hijos. En caso contrario, una resolución judicial, podrá aportar una manutención por parte de tu ex pareja. Es aconsejable disponer una cantidad de dinero ahorrada.

Son muchas las ocasiones en las que, los maltratadores, tienen control sobre los dispositivos electrónicos. Si es así, asegúrate de borrar el historial en caso de que realices llamadas o búsquedas, relacionadas con la violencia de género.

¿Qué hacer cuando hay una agresión?

Además de los consejos que hemos dado anteriormente, si somos víctimas de una agresión. Es importante seguir unas pautas que, serán de mucha utilidad, en los procesos legales, que se iniciaran posteriormente.

Llamar a  las autoridades (policía 091 o guardia civil 062), aportar en la llamada tu nombre y donde vives. En dicha llamada, mientras acuden a socorrerte, es de vital importancia que te mantengas al teléfono para seguir sus instrucciones. El procedimiento más común, es que detengan al maltratador para llevarlo a comisaria.

Es importante informar a algún vecino o familiar, para que pueda ver lo sucedido. Y así más adelante, poder ejercer de testigo en un procedimiento judicial. El testigo deberá de declarar sobre:

Después de esto, deberás de recoger la documentación personal (en el caso de tener hijos también la suya), y toda la documentación que sea de utilidad en los procedimientos judiciales. Como estás situaciones suelen ser repetidas, si dispones de documentos, donde se acrediten agresiones anteriores, serán de vital importancia.

Todos los datos recopilados servirán para dar crédito a los daños causados por el maltratador, y así poder reclamar su importe.

Si tiene desea hacer una consulta, no dude en ponerse en contacto con nosotros, le ofrecemos un asesoramiento gratuito y personalizado.

Si has sufrido una agresión física, es necesario que sigas ciertas pautas:

Ve al médico, pide un parte en urgencias, será remitido al Juzgado de la Guardia. Es de vital importancia que expliques con exactitud todas las lesiones sufridas, incluyendo si hay señales de agresiones antiguas.

Son muchas las mujeres, que tras romper la relación de violencia de género, siguen siendo acosadas. Los maltratadores no quieren perder el control. Son comunes las amenazas, las persecuciones, acosar a familiares o amigos. También es muy frecuente el chantaje emocional, amenazando con suicidio o dañar a un ser querido.

Cuando ocurre esto debemos de denunciar rápidamente la situación, evitar cualquier tipo de contacto con el maltratador y por encima de todo, no aceptar una cita a solas con él.

Para acreditar que existe una situación de violencia de género, son necesarias las pruebas, pida una consulta con detectives, para que le ayuden en este proceso. Uno de los servicios más solicitados por nuestros clientes, es la de garantizar que los maltratadores, no rompen la orden de alejamiento judicial sobre sus víctimas.

¿Qué es y para qué se hace una investigación patrimonial?
¿Qué es la violencia de género exactamente?