Pide presupuesto GRATIS y sin compromiso

Teléfono fijo +34 91 11 58 391 / Teléfono móvil y WhatsApp +34 636 433 047

Herencias, principal causante de las discusiones familiares.

Uno de los principales motivos de conflicto entre la familias, causante incluso de la ruptura del vínculo, son las  herencias. Recibir un patrimonio pone a la familia en tensión, ya que es necesario la comprensión, ser capaces de negociar y tomar decisiones mientras se pasa el periodo del duelo de la pérdida del ser querido. Los problemas familiares a causa de las herencias llegan a ser tan graves que es necesario contar con la ayuda de profesionales como abogados, psicólogos y detectives privados.

El duelo y las herencias

Los problemas más frecuentes son los que están relacionados con aspectos burocráticos, legales y económicos. Aun siendo estos más frecuentes, rara vez una familia termina rompiéndose solo por unos papeles, aunque en los argumentos siempre se incluya esto.

Las verdaderas causas por las que se rompen las familias son, primero, por el proceso de duelo. El cual nos lleva la segunda razón, puesto que cuando se producen discusiones en estos duros momentos, las emociones están a flor de piel. Es realmente frecuente que estas terminen siendo más graves de lo que deberían en otra situación.

En el proceso del duelo, es importante destacar el momento de la herencia, ya que esta se produce en medio de la pérdida de un ser querido. Esta situación influye negativamente, con esto nos referimos a que si ese fallecimiento era esperado o no, el vínculo con el fallecido y sobretodo la capacidad que tienen los herederos en el momento de gestionar los posibles problemas que puedan surgir.

Es frecuente que en las familias que están en el proceso de la herencia surjan celos que salen a la luz con frases como “no es justo” o “él siempre te había preferido a ti”. También, si había problemas familiares anteriores a la pérdida, la herencia puede ser utilizada como “venganza”, la gota que colma el vaso.

Las herencias son un momento decisivo para la continuidad del estado familiar. Ya que en el momento en el que hay una pérdida obliga al resto, no solo a entenderse y a negociar, sino también a reorganizar la estructura familiar. Ya que es frecuente que se sustituya o se compense el rol de la persona fallecida.

Los 5 problemas familiares a causa de las herencias más comunes

1. Partes de la herencia

  • La legítima:

Es una tercera parte del total, la cual pertenece siempre, por derecho, a descendientes directos de la persona fallecida, conocidos también como herederos forzosos. En el caso de que uno de estos hubiera fallecido, pero tuviese también descendencia, la parte le correspondería a estos, a los nietos.

La legítima es una parte obligada, la cual el testador no puede cambiar. A no  ser que haya decidido de forma expresa desheredar a alguno de los herederos forzosos.

  • La mejora:

Esta es la parte en la que el testador tiene la opción de beneficiar a uno o varios de los herederos (no a terceros). Debe de quedar reflejado en el testamento. Puesto que si no lo hace, se repartirá equitativamente entre los herederos forzosos, los que recibieron la parte legitima.

  • Libre disposición:

Finalmente, el tercio sobrante, es la que el testador puede legar de forma completamente libre. En el testamento debe de quedar reflejado quién es el destinatario, ya sea familiar o no del fallecido.

Al igual que ocurría con la mejora, si no queda reflejado a quien o quienes le corresponde esta parte, se repartirá entre los herederos forzosos de forma equitativa.

2. Herederos legítimos

Problemas entre los herederos.Independientemente de lo que ponga en el testamento, la ley tiene más peso que la propia palabra del fallecido. Esto supone que puede haber herederos que no sean mencionados. A estos les corresponde una parte de la herencia.

Cuando nos encontramos en una situación así hay que rehacer el reparto. Puesto que hay que incluir al heredero o el grupo de estos que no hayan sido mencionados.

No es un procedimiento sencillo, puesto que requiere la presencia  de un perito y abogados para llevarlo a cabo. En el caso de no ser capaces de llegar a un acuerdo, será necesario acudir a los tribunales.

3. Renuncias a la herencia por falta de liquidez

En la actualidad, la pregunta de cómo renunciar a una herencia, se ha vuelto de las más comunes. Esto suele llevar consigo malentendidos familiares. Una de las soluciones más fáciles es ponerse de acuerdo para que a la persona que renuncie ceda a otro heredero su parte, con los impuestos correspondientes a esta.

4. Herencias indivisas

Gran parte de las herencias implican bienes compartidos. Como podría ser, por ejemplo, una casa ya que esta pueden heredarla dos o mas personas.

Normalmente no es frecuente que las casas heredadas se compartan. Esto, generalmente, termina en una venta entre las partes o una venta completa para así poder obtener el beneficio. Es una de las mejores soluciones.

Cuando no hay un buen trato entre las partes a heredar, esta situación suele complicarse más de lo necesario, siendo muy frecuente la presencia de un abogado especialista en herencias.

5. Ventajas

Quizás la principal fuente de conflicto. Es necesario comprender bien la figura del “uso y disfrute sin derecho a la nula propiedad”. De no ser así, los que tienen la propiedad tendrán problemas a la hora de defender su derecho a disponer del bien. Hay que llegar a un acuerdo de reparto.

Qué hacer ante un heredero problemático

El 2 de julio del 2015 entró en vigor la Ley de Jurisdicción Voluntaria. Esta permite resolver determinadas situaciones sin ser necesario recurrir a ningún procedimiento judicial.

Influye principalmente en el desbloqueo de herencias. Estas están en una situación en la que es muy difícil de avanzar o en un punto muerto debido a desacuerdo o falta de colaboración entre los herederos. Dentro de este problema se pueden distinguir dos situaciones:

Uno de los herederos no acepta ni rechaza la herencia

Independientemente de si solo hay herederos forzosos o son más los incluyentes en el testamento, es necesario que todos ellos acepten o rechacen la herencia. Solo así se puede comenzar el reparto.

Hay muchas ocasiones en las que, debido principalmente a problemas familiares anteriores a este momento, uno de los llamados a heredar tome una actitud pasiva. Y no acuda a la notaria a indicar cuál es su voluntad respecto a la herencia. Esto hace que no se pueda continuar con el proceso de reparto.

Cuando se presenta esta situación, la Ley de Jurisdicción Voluntaria, ya mencionada antes, a través de la modificación del artículo 10005 del Código Civil, establece que todo involucrado que demuestre su interés en el que el heredero acepte o rechace la herencia, puede acudir al notario para que este de un plazo de 30 días naturales para tomar una decisión. En el caso de no recibir respuesta en el plazo impuesto, se tomara como aceptada la herencia. Si existieran más deudas que bienes, el propio patrimonio del heredero se verá afectado para afrontar las mismas.

Se acepta la herencia, pero un heredero pone problemas en el reparto de bienes

Hay veces que en las herencias los bienes son porcentajes y no atributos concretos. Estos pueden ponerse a nombre de los herederos o que estos dispongan de ellos. Hablamos de una herencia, en la que todos los herederos aceptaron el reparto de bienes y deudas, pero comienzan problemas por falta de acuerdo entre ellos. Normalmente esta situación se derivada de la anterior citada, en la que un heredero terminó aceptando en el período establecido por el notario, pero continua con su actitud pasiva.

Gracias a la reforma que citamos anteriormente, ya no es necesario acudir a un procedimiento judicial para poder continuar con el reparto. Esto siempre y cuando los herederos involucrados en la repartición tengan como mínimo un 50% de la herencia tan solo necesitaran la presencia de un notario para poder solucionarlo.

¿Qué casos tiene un detective en relación con las herencias?

Conocemos que los problemas más frecuentes referentes a las herencias son las disputas entre los herederos implicados, el incumplimiento de requisitos y problemas anteriores a la muerte del ser querido. Pero ¿Qué pasa cuando un heredero no aparece? ¿Y cuando los bienes no son exactos?

Aunque sea increíble, nuestra agencia de detectives se ha visto involucrada en muchas ocasiones en estas situaciones. Cuando faltan piezas en el tablero, contar con los servicios de detectives privados es fundamental.

¿Cuáles son y donde están los bienes y propiedades?

En estos casos es necesario averiguar la fortuna real del difunto y localizar donde se encuentran todos los bienes. La labor de los detectives es realmente amplia, incluyendo también  recopilar información almacenada en bases de datos; en nuestra empresa.

Este proceso lo llevan a cabo peritos informáticos especializados. Estos se encargan de todo aquello relacionado con la informática y la tecnología, garantizado así los mejores resultados. También es necesario conocer a la gente cercana del difunto, proveedores fallecidos, entre otros.

¿El albacea es de fiar?¿En que me puede ayudar un detective con la herencia?

Es frecuente que entre los herederos existan dudas sobre la persona que hay sido asignada para hacer cumplir la voluntad del difunto. ¿Nos podemos fiar del albacea?

En estos casos, los detectives privados se centran en verificar si esta persona cumple los requisitos. Se asegurán así de saber si es la persona adecuada o no para realizar la función.

Investigar a los herederos

Igual que pasa en la situación anterior, es más común de lo que pensamos, que los herederos desconfíen unos de otros y del posible incumplimiento del testamento. Esto hace que sea necesario obtener pruebas para demostrar irregularidades sobre un heredero que no cumple con los requisitos que se han establecido en el testamento. Esto le impedirá poder acceder a su parte.

Los detectives privados resolviendo problemas de herencias

Todos sabemos que enfrentarse a la pérdida de un ser querido es de los momentos más traumáticos a los que todos tenemos que enfrentarnos alguna vez en la vida. Este se vuelve aún más duro cuando es causante de enfrentamientos familiares a causa de la herencia, de la mano de la desconfianza, las dudas, el miedo al engaño y las posibles injusticias a la hora de repartir los bienes.

Cuando nos encontramos en esta situación es muy común que, tanto particulares como los propios abogados de estos, contacten con agencias de detectives privados. Esto con la finalidad de lograr aligerar y solventar los problemas de la forma más rápida y eficaz posible. Las investigaciones más frecuentes de herencias suelen ir relacionados, como hemos dicho con anterioridad, con:

  • Localización de bienes como dinero oculto, joyas, colecciones, muebles, etcétera.
  • Dudas o problemas con el albacea.
  • Incumplimiento de requisitos para ser heredero.

El trabajo de los detectives también se centra en muchas ocasiones en la localización de personas desaparecidas herederas. De las que se desconoce su destino.

Normalmente estas personas no son herederos directos. Por lo cual desconocen la última voluntad del difunto. Es de vital importancia localizar a estas personas para que se pueda continuar con el proceso de la herencia.

Las investigaciones de herencias tienen diferentes puntos de partida dependiendo de las características de cada caso. Pero, por norma general requieren la recopilación de datos de fuentes como el Registro Civil e información que disponen personas relacionadas con el desaparecido.

Si tiene problemas familiares a causa de las herencias no dude en ponerse en contacto con nosotros. Le ofrecemos asesoramiento completamente gratuito y personalizado.

Suicidio: principal causa de muerte no natural en España
Requisitos, solicitud e incumplimiento de orden de alejamiento

Share This Story!

You may also like

Problemas familiares a causa de las herencias

Uno de los principales motivos de conflicto entre la familias, causante incluso de la ruptura del vínculo, son las  herencias. Recibir un patrimonio pone a la familia en tensión, ya que es necesario la comprensión, ser capaces de negociar y tomar decisiones mientras se pasa el periodo del duelo de la pérdida del ser querido. Los problemas familiares a causa de las herencias llegan a ser tan graves que es necesario contar con la ayuda de profesionales como abogados, psicólogos y detectives privados. El duelo y las herencias Los problemas más frecuentes son los que están relacionados con aspectos burocráticos, legales y económicos. Aun siendo estos más frecuentes, rara vez una familia termina rompiéndose solo por unos papeles, aunque en los argumentos siempre se incluya esto. Las verdaderas causas por las que se rompen las familias son, primero, por el proceso de duelo. El cual nos lleva la segunda razón, puesto que cuando se producen discusiones en estos duros momentos, las emociones están a flor de piel. Es realmente frecuente que estas terminen siendo más graves de lo que deberían en otra situación. En el proceso del duelo, es importante destacar el momento de la herencia, ya que esta se produce en medio de la pérdida de un ser querido. Esta situación influye negativamente, con esto nos referimos a que si ese fallecimiento era esperado o no, el vínculo con el fallecido y sobretodo la capacidad que tienen los herederos en el momento de gestionar los posibles problemas que puedan surgir. Es frecuente que en las familias que están en el proceso de la herencia surjan celos que salen a la luz con frases como “no es justo” o “él siempre te había preferido a ti”. También, si había problemas familiares anteriores a la pérdida, la herencia puede ser utilizada

Problemas familiares a causa de las herencias

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies