Pide presupuesto GRATIS y sin compromiso

Teléfono fijo +34 91 11 58 391 / Teléfono móvil y WhatsApp +34 636 433 047

Menores, fin de semana, alcohol y sustancias. Detectives

Menores, fin de semana, alcohol y sustancias. Detectives

En esta agencia de detectives, muchos padres han venido en busca de respuestas. Menores, fin de semana, alcohol y sustancias son algunos de los factores por lo que nos piden ayuda. Cada vez más, el consumo de ciertas sustancias está empezando entre los más jóvenes. Causa por la cual, muchos progenitores necesitan saber si sus hijos han caído o están ya en una situación un tanto peligrosa.

Cuando se juntan menores, fin de semana, alcohol y sustancias. Peligro inminente

Existen unos factores comunes, en los que las tentaciones están más cerca de lo que imaginamos. Para muchos, el fin de semana se convierte en una puerta abierta de excesos. Y cuando se es tan joven, se puede caer en ciertas situaciones que no benefician para nada el futuro del más brillante estudiante. Las cifras muestran la realidad más pura de nuestros jóvenes. La edad del consumo de alcohol y de sustancias ilegales es cada año, más temprana. Las consecuencias son menores que sufren trastornos de personalidad y de conducta. En el portal de internet del Ministerio de Sanidad, ofrece este panorama estremecedor.

Se calcula que el 75% de los menores, entre 14 y 18 años, ha consumido alcohol. No sólo eso, sino que se ha emborrachado alguna que otra vez, en su corta vida. Lo preocupante es la comparación entre chicos y chicas. Ellas son las que más consumen y todos ellos tienen algo en común: piensan que por beber cuatro copas los fines de semana, no conlleva a una adicción.

Problemas a corto y largo plazo. El cerebro a esa edad, continúa desarrollándose

Literalmente, no ven el peligro. Si lo pensamos fríamente, hasta nosotros cuando éramos de su edad, tampoco lo veíamos. Pero con la madurez, disponemos de más información y sabemos dónde está el peligro. Por eso, muchas campañas llaman la atención, no sólo de los menores, sino de los adultos. Padres que deben saber e informarse de las consecuencias. Motivo por el cual, muchos ya han adoptado la medida de descubrir que hacen sus hijos los fines de semana: contratando a detectives.

Por más que se advierta, la realidad es lo que más nos puede alarmar. El consumo de alcohol o sustancias en los más jóvenes, produce graves efectos. A largo y corto plazo; dañando la salud física y psíquica. Aumentado la probabilidad de convertirse en dependientes de estas sustancias en edad adulta. El cerebro a esas edades es vulnerable a ciertos efectos que produce esas sustancias. Dañandolo y disminuyendo la atención y la capacidad

Mi hijo/a ha cambiado su personalidad. Es más agresivo/a y responde a todo

Algunos padres acuden a nuestra agencia de investigación, contándonos que su hijo/a ha cambiado. Al principio eran cambios de humor o respuestas de falta de respeto leves. Pero con el tiempo han visto que el cambio es más profundo. Son más agresivos y no toleran que se les lleve la contraria; y mucho menos, que les llamen la atención. Los enfrentamientos son comunes y los gritos también. Ausencias o rendimiento escolar malo; llamadas de atención que se deben analizar. Pero para ayudarles o encontrar una salida, primero se debe saber que le sucede.

Algunos progenitores lo averiguan, otros no. El silencio y encerrarse en sí mismos, es la única respuesta que tienen algunos padres ante sus preguntas. Puede que se sospeche lo que realmente le pasa a ese menor. En cambio, existe un porcentaje de padres, que no descubren cuál es el verdadero problema. Si el alcohol, las sustancias ilegales, el acoso escolar o las amistades peligrosas. Ante esto, necesitan la ayuda de profesionales que puedan darles una respuesta clara y contundente.

De buenas notas a mediocres. Varias alarmas a tener en cuenta

Las personas que están alrededor o viven el día a día con ese adolescente, que está cayendo en picado, son las que menos cuenta se dan de lo que sucede. Poco a poco, las salidas se van multiplicando, la hora de regreso se va alargando. El aspecto físico cambia, están más cansados, más encerrados en sí mismos. Puede que la actitud varié, cambios de humor, dormir mucho y tarde…El rendimiento, tanto escolar como físico se palpa. Las malas notas aparecen poco a poco y las clases extra-escolares, se van abandonando.

Menores, fin de semana, alcohol y sustancias. Detectives

Menores, fin de semana, alcohol y sustancias. Detectives

Estar irritado/a, saltar a la primera, contestaciones fuera de lugar y exigir cosas que antes, ni se hubieran pensado, son sólo unas cuantas alarmas. Muchos clientes, nos dicen que incluso, las amistades que tenían antes, dejan de serlo. Aparecen otras, de las cuales a ellos, no les gustan. Sospechan que no son buenos amigos para sus hijos. Incluso, algunos se meten en los perfiles sociales de los menores para ver con quienes van. Expertos en informática, explican que a veces, echar un vistazo en los perfiles de los menores, nos pueden indicar muchas cosas sobre ellos. Fotos, comentarios que cuelgan…

Vigilar pero no entrar en su intimidad ¿Cómo se hace eso?

Entrar en los dispositivos de los menores no entra dentro de la legalidad. Ya que estamos involucrándonos en su intimidad. Aunque algunos expertos señalan que los padres pueden vigilar para observar ciertas conductas, también indican que se les debe respetar. Hace no más de dos años, un padre fue denunciado por su propia hija, ya que este entro sin permiso en el ordenador y móvil de la menor. El juez vio delito y le condenó. En Indicios detectives, aconsejamos a nuestros clientes que es mejor que se creen un perfil. Desde ahí, ir al perfil del menor y mirar sus publicaciones. El mejor consejo es hablar con ellos o intentarlo. Sino se consigue lo que podemos comentarle es; que pase lo que pase siempre tendrá apoyo.

Como hemos comentado antes, muchas veces, si no se consigue nada hablando, la mejor opción es acudir a profesionales. Pedir ayuda a terceros puede hacer más que agobiar a una persona que no quiere comunicarse. Puede encerrarse más y evitar situaciones.

Señales para detectar si su hijo bebe o toma sustancias ilegales

Para terminar este post, vamos a dar algunas señales para detectar que algo está sucediendo con ese menor. Una de esas señales es el cambio abrupto de compañeros y amistades. Gastos que no se explican, si le damos una paga y antes se la administraba bien y ahora es todo lo contrario; puede que ese dinero vaya destinado a vicios caros. Y esta señal nos lleva a otra: desaparición de objetos y dinero en casa. La alarma a partir de este punto debe ser preocupante. El estado de ánimo cambia radicalmente, de alegría a lloro, de tranquilidad a agresividad.

Menores, fin de semana, alcohol y sustancias. Cuando estos factores se juntan podemos ver que ese menor, miente más que habla. Las mentiras aparecen alrededor de lo que dice, expresa y hace. Los cambios de hábitos: de levantarse pronto a vaguear hasta el mediodía. Por último, el menor se pone más enfermo que de costumbre; eso sí, cuando llega el fin de semana, vemos una recuperación asombrosa.

Custodia de menores: servicio de investigación privada
Investigaciones patrimoniales:bienes, propiedad y mercantil

Share This Story!

You may also like

Menores, fin de semana, alcohol y sustancias. Detectives

En esta agencia de detectives, muchos padres han venido en busca de respuestas. Menores, fin de semana, alcohol y sustancias son algunos de los factores por lo que nos piden ayuda. Cada vez más, el consumo de ciertas sustancias está empezando entre los más jóvenes. Causa por la cual, muchos progenitores necesitan saber si sus hijos han caído o están ya en una situación un tanto peligrosa. Cuando se juntan menores, fin de semana, alcohol y sustancias. Peligro inminente Existen unos factores comunes, en los que las tentaciones están más cerca de lo que imaginamos. Para muchos, el fin de semana se convierte en una puerta abierta de excesos. Y cuando se es tan joven, se puede caer en ciertas situaciones que no benefician para nada el futuro del más brillante estudiante. Las cifras muestran la realidad más pura de nuestros jóvenes. La edad del consumo de alcohol y de sustancias ilegales es cada año, más temprana. Las consecuencias son menores que sufren trastornos de personalidad y de conducta. En el portal de internet del Ministerio de Sanidad, ofrece este panorama estremecedor. Se calcula que el 75% de los menores, entre 14 y 18 años, ha consumido alcohol. No sólo eso, sino que se ha emborrachado alguna que otra vez, en su corta vida. Lo preocupante es la comparación entre chicos y chicas. Ellas son las que más consumen y todos ellos tienen algo en común: piensan que por beber cuatro copas los fines de semana, no conlleva a una adicción. Problemas a corto y largo plazo. El cerebro a esa edad, continúa desarrollándose Literalmente, no ven el peligro. Si lo pensamos fríamente, hasta nosotros cuando éramos de su edad, tampoco lo veíamos. Pero con la madurez, disponemos de más información y sabemos dónde está el peligro. Por eso, muchas

Menores, fin de semana, alcohol y sustancias. Detectives

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies