Detectives Madrid

Maltrato psicológico a menores en procesos de divorcio

Las investigaciones relacionadas con temas de violencia son recurrentes en nuestra profesión. Nuestra agencia de detectives privados ha trabajado en numerosas ocasiones para demostrar y combatir de la forma más contundentemente posible este tipo de situaciones, que no siempre son físicas. Hoy hablaremos específicamente sobre el maltrato psicológico a menores en procesos de divorcio.

Los problemas que implica un divorcio

No sabríamos decir cuántas veces nuestros detectives privados han realizado investigaciones relacionadas con temas de divorcios y separaciones en las que había menores involucrados. Por desgracia, han sido testigos en más de una ocasión de maltrato psicológico en procesos  de divorcio. Uno de los principales problemas existentes es la ruptura del vínculo paterno-filial.

Es importante tener en cuenta que este tipo de artículos aparte de ser informativos. También cuentan con toda la experiencia adquirida con los años de trabajo de nuestros detectives. Llevamos tiempo especializándonos en diferentes tipos de investigaciones, siendo de las principales aquellas relacionadas con los divorcios e infidelidades y en aquellas que se centran en el maltrato tanto hacia menores como en violencia de género.

Conoceremos las consecuencias psicologías que pueden afectar a los niños cuando se ven sometidos a vivir este tipo de situaciones. También nos centraremos en el propio conflicto entre los adultos.

Todos sabemos que tomar la decisión de separase no es fácil. Incluso cuando ambas partes están de acuerdo, es muy frecuente que se experimenten crisis. Lo más común es que surjan enfrentamientos, sin embargo, también dentro de estas dificultades, se suele llegar a ciertos acuerdos.

El verdadero problema de un divorcio aparece cuando los conflictos llevan consigo reproches y vengativos, actos de  negación, celos. Es importante tener en cuenta que en estas circunstancias suele sumarse temas judiciales que tienden a prolongarse en el tiempo. Como consecuencia solemos enfrentar episodios de tensión y estrés bastante altos.

Hay ocasiones en las que los divorcios destruyen relaciones familiares. Los procesos judiciales y nuestras investigaciones tienen como objetivo minimizar en la medida de lo posible los conflictos y proteger a los menores. Desgraciadamente, es muy común que haya maltrato infantil en estas situaciones.

Cómo afecta un divorcio a los hijos

Es muy importante tener en cuenta el adecuado equilibrio emocional y el desarrollo psicológico de los niños. Es necesario que exista una imagen positiva de sus padres y de las personas que los rodean. La responsabilidad de esto recae sobre los propios progenitores. Los niños deben de aprender a comunicarse con ellos, mantener una adecuada relación y también sentirse protegidos por estos.

Vamos a hablar sobre el supuesto instinto de proteger a los hijos. Por norma general se intenta mantener el vínculo de los niños con ambos padres. En los casos de maltrato psicológico a menores en procesos de divorcio, uno de los principales problemas es la ruptura de relación con uno de los padres.

Encontramos casos en los que una de las partes no acepta la ruptura, rechaza la nueva situación económica y social a la que debe de enfrentarse. Hay situaciones donde no se controlan los sentimientos encontrados hacia la ex pareja, hay celos por una nueva relación de la otra persona, se sobreprotege a los hijos. Incluso ocasiones donde se puede considerar si la otra parte esta capacitada para encargarse de los niños.

Este tipo de situaciones suele complicar la relación de los niños con los padres. Esto se debe a que suelen ser el foco del sufrimiento e incluso se dan casos donde alguno de los progenitores descarga su frustración o “la sed de venganza” de la ruptura con los niños.

Consecuencias de los divorcios en los menores

Cuando hablamos de maltrato infantil en procesos de divorcio, somos conscientes de que este comportamiento viene de uno de los padres o de ambos. Sin embargo, muchas personas no son conscientes de ello.

Se han realizado numerosos estudios sobre las consecuencias de los divorcios en los menores. Uno de los más comunes es aquel que se centra en la relación paterno filial, puesto que esta suele ser la más afectada tras el divorcio.

Hoy conocemos las consecuencias más significativas producidas por la pérdida o prejuicio en este tipo de relaciones.

Todos estos problemas tan solo forman un ejemplo de las consecuencias derivadas de un divorcio conflictivo que afecta las relaciones entre los padres e hijos.

Maltrato psicológico a menores en procesos de divorcio

Es importante que los profesionales tengan experiencia en la complejidad de este tipo de situaciones. Debemos saber reconocer e identificar los comportamientos que puedan causar daño psicológico a los hijos.

Comportamientos inadecuados de los padres

Cuando hablamos del maltrato psicológico a menores en procesos de divorcio muchas personas son conscientes y conocedores que es frecuente que los problemas que hay entre los adultos terminen con los niños en medio.

Queremos centrarnos en los comportamientos más frecuentes que se producen y que dañan el bienestar psicológico de los menores, que podríamos llamar recurrentes:

La responsabilidad de mantener el bienestar de los menores

La responsabilidad de mantener el bienestar de los menores implicados en una separación no solo es de los padres. Cuando hablamos de maltrato psicológico a menores en procesos de divorcio, hay una gran cantidad de personas que pueden estar involucradas.

Los padres, trabajadores sociales, psicólogos, fiscales, jueces, abogados, etcétera. Todas aquellas personas que se vean involucradas, aunque no sea de forma directa en un divorcio, tiene la responsabilidad de contribuir de la mejor forma posible para mantener una estabilidad.

En la actualidad, la mayor parte de las custodias de los menores tras un divorcio recae en la madre. Estas tienen una enorme responsabilidad a la hora de mantener un equilibrio emocional de los niños.

El bienestar de los menores se ve afectado principalmente por la inestabilidad de los adultos. El ego dañado de alguna de las partes, utilizando a los menores para afectar a quien consideramos responsables de ese dolor.

Es frecuente ver situaciones donde los niños han sido manipulados para ser involucrados en el conflicto de adultos. Ellos comienzan a posicionarse de lado de uno de los padres y debilitan el vínculo con el otro. Esto es importante saber que se considera una forma de maltrato psicológico para los niños, teniendo graves consecuencias emocionales y para el desarrollo de vínculos de estos.

Consecuencias del maltrato psicológico a menores en procesos de divorcio

Cuando pasan un par de años, por norma general, las resoluciones judiciales en temas de separaciones y divorcios, comienzan a normalizarse y se calma la relación entre los padres. Por su parte, para muchos niños que han sido sometidos a situaciones inadecuadas, es demasiado tarde. Muchos cargarán con secuelas psicológicas para toda la vida.

El mayor acto de generosidad es proteger y querer a los niños, independientemente de la situación familiar. Criar requiere de responsabilidad, renuncia, sacrificio, respeto y mucha empatía. Es importante tener en cuenta que el divorcio o separación afecta a la relación, no a la pareja.

Al hablar de este tema nuestro objetivo no es ni mucho menos buscar culpables a los que señalar. El interés principal es mantener el bienestar de los niños. Por este motivo insistimos en el apoyo que puede ofrecer nuestro sector en estos casos. Lo primero es el garantizar y comprobar el bienestar de los niños.

Si tiene dudas sobre el maltrato psicológico a menores en procesos de divorcio o separación, quiere conocer más sobre nuestros servicios en relación al tema o consultar cualquier duda, póngase en contacto con nosotros. Ofrecemos asesoramiento personalizado y completamente gratuito.

Consumo de drogas en adolescentes
¿Qué hacer si me acosan por teléfono?