Detectives Madrid

Denuncias falsas por violencia de género

Desgraciadamente, es frecuente escuchar en los medios de comunicación noticias sobre víctimas de agresión contra la mujer. Desde la formación de nuestra agencia Indicios hemos luchado contra esta dolorosa realidad. Pero, por otro lado, también queremos hablar sobre las denuncias falsas por violencia de género. El número de este tipo de acusaciones en nuestro país es desconocido

Denuncias falsas por violencia de género

El principal problema de la violencia de género es que, en la mayoría de ocasiones, se da en la intimidad del hogar. Por consecuencia, el agresor no se expone y las victimas tienen tanto miedo y están tan sometidas que rara vez piden ayuda.

Muchas mujeres no denuncian, no solo por miedo a su agresor, sino por pensar que no tienen credibilidad. Es necesario que estas víctimas tengan más facilidades para ir a comisaría. Que la Justicia aplique todas las herramientas y todos los esfuerzos posibles.

La nueva Ley en contra de la violencia de género ha traído opiniones muy dispares. Muchas personas creen que la presunción de inocencia se encuentra a salvo. Por otro lado, están los  que opinan de forma contraria. Afirman que para los hombres es un riesgo, ya que pueden convertirse en objetivo de denuncias falsas por violencia contra la mujer.

Podríamos decir que las denuncias falsas son un tema tabú. Hay que recordar que estas apenas existen. Las cifras sobre estas situaciones se conocen muy poco, pero esto afecta de forma directa a todas las denuncias por violencia de género. Aunque apenas se den estos casos, las consecuencias son terriblemente negativas.

La mayoría de personas que han sido denunciadas falsamente, no se atreven a luchar por su inocencia. Por ello las estadísticas no son concretas. Esto suele ser debido al miedo o la vergüenza.

Consecuencias de las denuncias falsas por violencia contra la mujer

Vamos a dejar de lado las penas que se pueden imponer en casos de condena por denuncias falsas por violencia de género. Poner estas acusaciones en casos de agresiones sexuales puede tener otro tipo de consecuencias; por ejemplo, en el caso de que la victima y el agresor se encuentren en un proceso de divorcio. Esto puede ser más grave aun cuando hay peleas por la custodia de los hijos en caso de tenerlos.

Insistimos, esto se trata tan solo de un mínimo de casos de todas las denuncias. En los últimos informes realizados por el  Observatorio contra la Violencia Domestica y de Género y el Consejo General del Poder Judicial el porcentaje de denuncias falsas por violencia de género no sobrepasa el 0,4% de todas las interpuestas en nuestro país.

Habiendo dejado claro lo anterior, las consecuencias no solo afectan socialmente, sino también trae consecuencias económicas.

En el caso de estar comenzando un proceso de divorcio o separación, en las 24 horas después de la interposición de la denuncia por violencia de género el cónyuge tiene que abandonar la vivienda. También, este perderá de forma provisional la patria potestad de los hijos en caso de tenerla. Esto será hasta que, de forma judicial, se determine la resolución.

Centrándonos en la custodia de los menores, en el caso de que existan este tipo de denuncias, aunque sean falsas, complican mucho la posibilidad de obtener la custodia compartida.

Por desgracia, la peor consecuencia afecta de forma directa a las verdaderas víctimas. Cuando sale a luz una denuncia falsa hace más fuerte a aquellas personas que están en contra de la Ley contra la violencia de género.

También hace que las denuncias pierdan credibilidad. La victima debe luchar contra escépticos y machistas, con tal de ser escuchada.

¿Qué puedo hacer contra las denuncias falsas?

Los hombres pueden ser víctima de malos tratos, sin la necesidad de recibir violencia física ni psicológica. Hay quienes se ven gravemente afectados sin la necesidad de exponerse a agresión como tal. Estamos hablando de las denuncias falsas por violencia de género.

Denunciar un caso de violencia de género es tan importante como indicar una falsa denuncia de este tipo.

Hay mujeres que interponen estas denuncias falsas pero ¿por qué? Aunque no somos capaces de ponernos en la piel de estas personas, hay razones destacadas:

En el caso de ser víctima de una falsa denuncia por malos tratos hay que mantener la calma y, no quedarse de brazos cruzados. Hay que actuar ante esa denuncia falsa, presentar pruebas y evidencias que corroboren que somos una víctima de falsas acusaciones.

Para garantizar la defensa contra esta situación, es necesario contar con profesionales. Nuestra agencia de detectives privados ha trabajado en varias ocasiones con denuncias falsas por violencia de género. Consideramos este tema primordial, tanto por defender al inocente como para evitar que mujeres que realmente son víctimas, se vean perjudicadas.

Gracias  a la larga experiencia con la que contamos en nuestra agencia tenemos la capacidad de recopilar información de alta importancia, para acreditar que el cliente ha sido acusado falsamente. En muchas ocasiones hemos trabajado en busca de acoso, amenazas, agresiones y lesiones.

Los hombres deben demostrar su inocencia

Tras buscar el apoyo de profesionales para preparar adecuadamente la defensa contra este tipo de denuncias falsas, hay que seguir peleando por nuestra inocencia. Podríamos considerar esta situación como maltrato psicológico.

Hay que tener en cuenta que cuando una mujer pone una denuncia falsa por malos tratos, la pena suele ser una multa. Debido a esto, ellas deciden arriesgarse a ser sancionadas, por las consecuencias que puede haber sobre su expareja si no se demuestra que es inocente.

Desgraciadamente, los hombres que son víctimas de este tipo de violencia están desprotegidos. Hay ocasiones en que estos han llegado a perder su trabajo, su casa, la custodia de sus hijos o incluso han podido terminar en prisión.

Por mucho que termines odiando a tu expareja, si realmente es inocente, no denuncies falsamente por violencia o maltrato. No solo porque puedes arruinarle la vida injustamente. También por todas aquellas mujeres que realmente si han sido víctimas de violencia de género. Estas pierden credibilidad por este tipo de situaciones.

Pierden la custodia compartida

En muchísimos casos, padres que están adecuadamente capacitados, no se les concede la custodia compartida. Esto hace que no exista una corresponsabilidad. Padres responsables, cariñosos y adecuados para educar, criar y mantener a sus hijos son privados de esto.

Poco a poco esta realidad está cambiando, puesto que hace unos años ni se planteaba con quien debían de quedarse los niños en caso de divorcio o separación.

Las denuncias falsas no ayudan nada en esto. Es totalmente necesario que exista un empuje para que los hombres se incorporen a la paridad real. Debemos de enfrentarnos al neomachismo. Es necesario aprender a llegar a una solución que interese a ambas partes, pero principalmente hay que pensar en los niños. Estos deben de tener el derecho de vivir y ser criados por sus padres independientemente de que se separen. Si ambas partes son adecuadas para su educación y desarrollo, ninguna de las dos debería de ser privada de hacerlo.

Datos de la Fiscalía sobre denuncias por violencia de género

Con el paso de los años, la Fiscalía General del Estado resalta que el número de denuncias por violencia de género ha aumentado. Esto es clarísimamente positivo, puesto que, no quiere decir que sucedan más casos, sino que más mujeres están dispuestas a denunciar. Mas mujeres que quieren salir adelante, que se atreven y que ven que sociablemente no se ponen en peligro al denunciar al maltratador.

Otros datos hacen referencia a las denuncias falsas. Resaltan que, a pesar de que el porcentaje es “escasísimo” hay que enfrentarse a este problema.

Dentro de las denuncias establecidas por casos de denuncias de violencia de género, destacan dos datos:

Muchos abogados y profesionales del ámbito legal, trabajan con estas cifras. Aunque por norma general lo hacen de forma anónima, debido a la delicadeza del tema. Estos afirman que, desgraciadamente, hay más denuncias falsas de las que se recogen de forma oficial. El principal problema se encuentra en la dificultad que trae el demostrar que realmente no son ciertas.

Imagínese tener que demostrar que una acusación por violencia de género es falsa. En el caso de tratarse de violencia física, podríamos creer incluso que puede ser trabajo fácil. Incluso teniendo en cuenta que las agresiones y los partes médicos también pueden ser falsos o producidos adrede. Pero, la verdadera dificultad está en cómo desmentir el maltrato psicológico.

Prevención contra las denuncias falsas por violencia contra la mujer

La principal herramienta de prevención es el conocimiento. Educar adecuadamente y dar facilidades para acceder a la información sobre este tema y sus consecuencias.

Para poder ponerle solución, contando con la vía legislativa, es necesario que las administraciones educativas comiencen a darle más importancia. El presidente de la CEMIN (Confederación por el Mejor Interés de la Infancia), asegura que es mucho más fácil educar adecuadamente que intentar luchar con los problemas una vez ya se es adulto.

Luchas contra las agresiones hacia la mujer y contra las denuncias falsas por violencia de género están a la orden del día en nuestra agencia. Si tiene cualquier duda o quiere conocer nuestros servicios póngase en contacto con nosotros. Ofrecemos asesoramiento personalizado y completamente gratuito.

La realidad del suicidio entre jóvenes
Cómo conseguir la custodia de los hijos