Pide presupuesto GRATIS y sin compromiso

Teléfono fijo +34 91 11 58 391 / Teléfono móvil y WhatsApp +34 636 433 047

 Fraude empresarial en la actualidad

Vamos a hablar de uno de los delitos más temidos por  las empresas. Aunque muchos piensan que esta situación se da en ocasiones puntuales, nada más lejos de la realidad; estos son cada día más comunes y de mayor fuerza, en gran medida por la imparable expansión, apoyada sobre todo por Internet, en la que vivimos a día de hoy. Mucha gente ha odio y visto noticias relacionadas con esto pero, ¿sabemos cómo es el fraude empresarial en la actualidad? Como Agencia de Detectives Madrid hemos trabajado en numerosas ocasiones en investigaciones relacionadas con este tema; debido a esto hemos decidido contar la información necesaria para conocer en qué consiste realmente y así también saber cómo nos afecta.

Qué es el fraude empresarial

El verdadero problema es el desconocimiento de las empresas frente a los problemas de fraude. Los delincuentes están por delante, sobretodo en áreas relacionadas con los sistemas o las compras.

Los mayores fraudes se realizan a través de Internet gracias al robo de tarjetas de crédito. Después de esto se encuentran los robos en efectivo, en tesorerías, fraudes en impuestos y seguros o por negociación directa.

La gran mayoría de casos de fraude cuentan con el apoyo de los propios empleados.

¿Cuál es la causa del fraude empresarial?

Hay que saber que la gran mayoría de  este tipo de fraudes suelen ser descubiertos. Principalmente por la información que se obtiene de medios externos, accidentes o bien por cambios de administración, entre otros muchos factores.

El mayor problema y consecuencia del fraude empresarial es la falta de conocimientos de las empresas. No solo esto, sino que la falta de coordinación y las operaciones en otros países también son factores de riesgo.

Por norma general los directivos delegan responsabilidades, entre ellas las que tienen que ver con la prevención de fraudes. La gran mayoría piensa que los auditores son los que deben de detectarlos como parte de sus auditorías. Esto suele ocurrir también cuando no se les paga más para que realicen esa función específica, creando así un círculo vicioso de responsabilidades sin cubrir debidamente.

Con lo último hacemos referencia a que la gerencia de cada empresa debe de asumir de forma plena la responsabilidad sobre las estafas. También sobre el error de haber delegado de forma indebida sus responsabilidades.

¿Cómo combatir el fraude empresarial?

Vamos a facilitar una serie de estrategias que, gracias a la experiencia hemos comprobado en numerosas ocasiones la efectividad de la que disponen. Estas son herramientas de esenciales a la hora de combatir el fraude:

  • Formación de los empleados: Este sea quizás el apartado más importante de todo el proceso. Hay que poner especial atención en la formación sobre el manejo de sistemas. Ya que mal uso o la falta de conocimientos forman parte de la primera causa del problema.
  • Denuncias de empleados a la misma compañía y la información anónima: Son muchas las empresas las que deciden crear líneas telefónicas oficiales de la compañía. O que también operan fuera del propio negocio.
  • Intercambio de información: Usualmente realizada por sector o ubicaciones geográficas. Hay que realizar esta tarea con especial cautela. Ya que las discusiones que se realizan abiertamente, sin ningún tipo de seguridad, suelen terminar en acciones contra la propia empresa.
  • Políticas de prevención, detección de información: Cualquier empresa, por pequeña que sea, debería de contar con esto. Ya que es esencial a la hora de evitar problemas, sobretodo fraudes, los sistemas de controles, si son los adecuados, no podrán quebrantarse.
  • Establecimiento de leyes en contra del fraude: Usualmente realizado por abogados especializados.

A parte de todo esto, una gran ayuda vendría dada del establecimiento y mantenimiento rutinario de una gerencia dedicada de forma exclusiva a los controles internos. Esta será la encargada de desarrollar los procedimientos en contra del fraude. Y también deberá hacer cumplir las pautas que determine.

El fraude en los bancos

Debido, en su gran mayoría, a los largos años de crisis en los que estamos sumergidos, los fraudes en las identidadesFraude en las entidades bancarias bancarias han seguido creciendo cada año. Hay un gran aumento en el número de casos. Normalmente esta situación viene dada por fraudes internos o el crimen organizado.

Aunque no lo creamos, los culpables de que ocurran estas cosas, no son solo los delincuentes. Sino las facilidades que les dan a estos de cometer el delito.

Es realmente importante que se empleen más medidas en lo que se refiere a la detección del fraude. Ya que normalmente se trata de acciones reactivas que solo se llevan a cabo cuando ya ha sucedido algo. En vez de formar parte de la rutina, como sería realmente efectivo.

¿A quién afecta el fraude bancario?

Realmente, ¿quién paga las consecuencias de este delito? Cuando nos enfrentamos a un fraude o a una serie de estos, sobretodo refiriéndonos a este sector, los afectados son:

  • Las compañías de seguros: Son estas las encargadas de pagar las deudas generadas por esta situación.
  • Los directivos de los bancos: Lo más afectado de este sector, es la reputación. Ya que la pérdida de confianza que genera a los accionistas y a los propios socios, tras sufrir un fraude, es realmente difícil de recuperar.
  • Los accionistas: Se ven afectados por los resultados financieros. Ya que el valor de la empresa que haya sido la víctima, y la imagen de esta, se verá realmente afectada de cara al mercado.
  • Los auditores: Son estos sobre los que recaía la responsabilidad de reconocer los indicios del fraude sufrido. Por lo que su reputación e incluso su puesto de trabajo se ven en riesgo.
  • Los ciudadanos: Las pérdidas económicas más directas las sufren los ciudadanos que habían confiado en dicha entidad.

El fraude empresarial en la actualidad

Nos centraremos sobre todo en las circunstancias que han hecho que el desarrollo del fraude haya sido favorecido tan drásticamente en los últimos años:

Aumento de la corrupción:

Haciendo referencia sobre todo los empleados, que, debido a razones éticas o morales, deciden ganar dinero de forma fácil. Esto independientemente de las consecuencias negativas para su persona y para los demás.

Por norma general, aunque hay casos que lo hacen por iniciativa propia, suelen formar parte del crimen organizado.

El crimen organizado:

Normalmente formados por mafias de pequeño tamaño, sobre tres o cuatro individuos. Estos centran su actividad empresarial en localizar objetivos vulnerables. El crimen organizado es la principal causa a día de hoy de los fraudes empresariales externos.

Debemos de tener en cuenta que este tipo de procedimiento delictivo, solo tiene éxito si se ve apoyado por algún integrante de la propia empresa. Esto es lo que conoceríamos como un empleado corrupto.

Desarrollo de técnicas avanzadas de falsificación:

Los avances tecnológicos han facilitado también los campos delictivos. Centrándonos en los fraudes, es destacable la gran cantidad de técnicas súper efectivas de falsificación, afectado a acciones, formularios, dinero, bonos, entre otros.

Fallos en los sistemas operativos:

Las empresas tienen una necesidad constante de expandirse para llegar a todos los rincones del mercado. Esto hace que en muchas ocasiones las empresas empleen inadecuadamente sus gastos. Lanzando a la venta productos que no disponen de sistemas operativos seguros.

En muchas ocasiones el problema viene de las empresas que compran dichos productos. Ya que no forman debidamente a sus empleados para administrar ni usar dichos productos.

Debilidad legal en contra de los fraudes:

Desgraciadamente y aunque a muchas personas esta situación pueda sorprenderles. Son varias las ocasiones en las que el defraudador o el grupo de estos, llevan la situación de forma legal y terminan saliéndose con la suya.

Muchos son los casos que nos hemos encontrado donde el defraudador denuncia a la empresa por daños y prejuicios, después de haber cometido ellos el delito. Y aun así termina ganando el procedimiento judicial.

Control interno para prevenir el fraude empresarial

El principal motivo por el que crecen los fraudes empresariales es la falta de control interno. Esto facilita las posibilidades de sufrir hurtos incluso de los propios empleados.Control interno como medida de prevención

Nos encontramos en una sociedad donde es necesario establecer ciertos límites para que nadie pueda aprovecharse de su puesto y realizar malas acciones sin tener que dar explicaciones ante nadie. Estableciendo dichas barreras, aunque no se erradicara el problema de forma completa, será más difícil que la empresa tenga que enfrentarse a un fraude.

Uno de los métodos más efectivos para realizar controles internos consiste en los servicios de investigación empresarial.

En nuestra agencia de detectives privados hemos sido en muchas ocasiones los protagonistas de este tipo de investigaciones. Las cuales han tenido resultados realmente efectivos en contra de estafas o para la prevención de estas mismas.

Las investigaciones empresariales no solo consisten en realizar seguimientos y vigilancias. Sino que también podemos introducirnos en la organización como mismos trabajadores. Esto nos da la oportunidad de observar de forma más cercana la situación, facilitando el trabajo de localizar al o a los culpables.

La actividad del detective

La ley nos da la oportunidad de emplear cámaras ocultas. Las grabaciones que obtenemos son perfectamente válidas para emplear ante cualquier tipo de procedimiento judicial. Al igual que todo el trabajo que realicemos, con el objetivo de localizar evidencias del delito. Cuanto más completa sea la investigación, más apoyará la justicia a nuestro cliente.

Nuestras investigaciones están reguladas por la Ley de Seguridad Privada. Es en ella donde quedan recogidas todas las posibilidades y restricciones que disponemos los detectives en nuestras investigaciones. Tener en cuenta la regulación en nuestra profesión es completamente necesario, ya que contamos con grandes cantidades de información confidencial y muy delicada.

Auditoría externa en la lucha contra el fraude empresarial

La auditoría externa o también llamada auditoria independiente  se basa en que una empresa, ajena a la contratante, supervisa los estados financieros. Esto para asegurarse de que se cumple la normativa específica o para idear un plan que mejore el estado actual.

La auditoría externa realizara un análisis y un control de forma exhaustiva por parte de los auditores responsables, los cuales son ajenos completamente a la actividad de la empresa. El objetivo es obtener una información imparcial e independiente que abarque el sistema de operaciones de la empresa y todo el control interno. Así podrán realizar también sugerencias de mejora o eficacia.

Hablando sobre todo de grandes empresas, donde creemos necesario disponer de un departamento que se centre de forma exclusiva en los fraudes. Esto incluye también auditorias externas que nos aseguraran tener la mayor seguridad ante la lucha contra el fraude empresarial.

Los empleados deben de tener acceso anónimo a dicho departamento. Ya que es importante saber que en la gran mayoría de casos, son estos los que se dan cuenta del problema y contar con una denuncia a tiempo puede ser esencial en la solución efectiva del conflicto.

Nuestra agencia se ve respaldada también por el apoyo de un equipo de peritos informáticos para el fraude empresarial en la actualidad. Estos son encargados de llevar a cabo las auditorias informáticas y todos aquellos puntos de la investigación que requieran sus conocimientos especializados.

¿Qué es el mobbing? Tipos y consecuencias
¿Qué son los detectives corporativos?

Share This Story!

You may also like

El fraude empresarial en la actualidad

  Vamos a hablar de uno de los delitos más temidos por  las empresas. Aunque muchos piensan que esta situación se da en ocasiones puntuales, nada más lejos de la realidad; estos son cada día más comunes y de mayor fuerza, en gran medida por la imparable expansión, apoyada sobre todo por Internet, en la que vivimos a día de hoy. Mucha gente ha odio y visto noticias relacionadas con esto pero, ¿sabemos cómo es el fraude empresarial en la actualidad? Como Agencia de Detectives Madrid hemos trabajado en numerosas ocasiones en investigaciones relacionadas con este tema; debido a esto hemos decidido contar la información necesaria para conocer en qué consiste realmente y así también saber cómo nos afecta. Qué es el fraude empresarial El verdadero problema es el desconocimiento de las empresas frente a los problemas de fraude. Los delincuentes están por delante, sobretodo en áreas relacionadas con los sistemas o las compras. Los mayores fraudes se realizan a través de Internet gracias al robo de tarjetas de crédito. Después de esto se encuentran los robos en efectivo, en tesorerías, fraudes en impuestos y seguros o por negociación directa. La gran mayoría de casos de fraude cuentan con el apoyo de los propios empleados. ¿Cuál es la causa del fraude empresarial? Hay que saber que la gran mayoría de  este tipo de fraudes suelen ser descubiertos. Principalmente por la información que se obtiene de medios externos, accidentes o bien por cambios de administración, entre otros muchos factores. El mayor problema y consecuencia del fraude empresarial es la falta de conocimientos de las empresas. No solo esto, sino que la falta de coordinación y las operaciones en otros países también son factores de riesgo. Por norma general los directivos delegan responsabilidades, entre ellas las que tienen que ver con la prevención de fraudes.

El fraude empresarial en la actualidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies