Detectives Madrid

Investigaciones sobre empleados que roban a la empresa

En nuestra agencia de detectives privados llegan numerosas investigaciones laborales producto de empleados que roban a la empresa. Lo primero que debemos de hacer, cuando se ha demostrado con nuestras pruebas que existe esta situación, es aprender a prevenirla y sancionarla adecuadamente.

Riesgo latente en las empresas

Una de las principales medidas que se han de tomar ante la situación de que haya empleados que roban a la empresa es la instalación de cámaras de seguridad donde se manipule el material o el dinero. También debe existir un reglamento donde se especifique quién debe manejar los recursos.

Cuando hay empleados que roban a la empresa, ya sea dinero o algún articulo, no solo podrán ser estos despedidos sin ningún tipo de responsabilidad hacia la empresa afectada. Sino que podríamos hablar de la situación de enfrentarse a un juicio.

Al contratar a un empleado se confía en que se trate de una persona honesta. Un trabajador con ciertas características personales beneficiosas para la empresa. Nadie espera, y mucho menos quiere, enfrentarse a que sus empleados sean ladrones o corruptos.

Es prácticamente imposible llevar un negocio sin depositar confianza en los empleados. La empresa no es solo del fundador o el responsable, una empresa es todo y todos aquellos que la forman. De otra forma, sería imposible delegar labores y el dueño sería responsable de realizar todo.

Existen de forma general ciertas preocupaciones legales y administrativas. Estas tratan sobre cómo evitar enfrentarse a robos en la empresa, malos manejos del dinero o la protección de los artículos de valor a los que los empleados tienen acceso.

Es importante estar debidamente preparados y conocer adecuadamente las sanciones que recaerán sobre el empleado responsable de tener una mala conducta, infligiendo el ordenamiento jurídico.

¿Qué hago si hay empleados que roban a la empresa?

De forma legal, los empleadores tienen la facultad de emitir políticas internas que sean capaces de regular diferentes aspectos de la relación laboral. Un ejemplo podría ser crear reglamentos específicos donde se establezcan los métodos de manejo de las cajas y el dinero. Uno de los principales casos donde hay empleados que roban a la empresa, se da donde hay “cajas menores”. Aquí normalmente no hay ningún control o supervisión.

Si se establece un reglamento, este debe seguir ciertas pautas. Debe explicar quién o quiénes tienen la responsabilidad y permiso de acceder al dinero de la empresa. También deben quedar explícito los gastos que se pueden realizar y los que necesiten autorización de un superior. Del mismo modo debe de especificar qué gastos nos son autorizados con el dinero de la empresa.

Es fundamental que el reglamento especifique la obligación de tener respaldo por escrito de todas las transacciones. También ha de quedar constancia de las autorizaciones. Realizando estos sencillos pasos se podrá rastrar quién hizo los gastos y si estos estaban aprobados.

Un método muy útil contra los empleados que roban a la empresa es la instalación de cámaras de seguridad. También la realización de auditorías internas aleatorias. En estas se realizarán las verificaciones de la caja y para nombrar al responsable de los movimientos de dinero de la empresa.

¿Qué delito cometen los empleados al robar a la empresa?

Pongámonos en la situación de que descubrimos a un trabajador que ha robado dinero. Claramente, el empleador tendrá todo el derecho de sancionar al responsable. Pero ¿qué delito es? ¿Robo? ¿Hurto? ¿Cómo actúa la ley en esto casos?

Para que este delito se considere hurto, el dinero debe robarse sin ejercer la fuerza sobre las cosas o las personas. Si es así, el hurto, según se redacta en el artículo 235 del Código Penal, el responsable puede ser condenado a penas de un mes a tres años de prisión.

Si cuando se produce el robo se ha ejercido la fuerza sobre las cosas o algún tipo de violencia sobe las personas, se trataría de un delito de robo. Esto lo podemos encontrar redactado en el artículo 237 del Código Penal. Las condenas dependerán del nivel de gravedad del robo, pudiéndose calificar también como robo agravado.

Otros delitos surgidos de empleados que roban a la empresa son:

Consecuencias producidas por empleados que roban a la empresa

¿Qué pasa cuando se comprueba que un empleado ha robado a la empresa? El empleador o el responsable tiene la posibilidad de ejercer sanciones laborales, incluso tomar medidas penales.

El empleado puede ser castigado con un despido sin responsabilidad patronal. Esto se encuentra estipulado dentro del Código de Trabajo. Se considera como comisión de un delito o falta en contra de la propiedad del patrono. En el caso de exigir tentativas también se puede aplicar pérdidas objetivas de confianza.

El responsable tiene la posibilidad de interponer una denuncia al empleado responsable a través de vía penal.

Las perdidas, como hemos dicho anteriormente, no son solo para el trabajador o la empresa. Este tipo de delitos afecta socialmente. Fallos en la productividad, mal estar en la plantilla, desconfianza, un entorno de trabajo tenso, etcétera.

Antes de buscar el dinero fácil, piensa en todo lo que puede conllevar.

Indicios de empleados que roban a la empresa

Gracias a la experiencia con la que cuenta nuestro equipo de detectives privados hemos comprobado que en estos robos hay unos indicios comunes. Sospechas que hacen saltar las alarmas. Pruebas para comprobar que hay un mal manejo de los recursos:

Evitar ir a juicio por robos de parte de empleados

Aquí nos centramos sobre todo cuando la empresa afectada es una pyme. Estas deben analizar la gravedad del daño que ha sufrido. Después de esto, se deben valorar las sanciones que se pueden imponer al trabajador o considerar el despido de este. Independientemente de la decisión, es importante tener pruebas que demuestren los hechos.

La posibilidad de castigar o despedir al trabajador viene cuando las sospechas se han aclarado. Es muy importante que se recojan pruebas de los hechos. Estas serán consideradas por el juez, que es el que determinará si son validas o no. Por desgracia, en muchos casos las pruebas son insuficientes o no tienen la fuerza necesaria. Por esta razón, contar con un equipo de profesionales que proporcione las pruebas es tan importante.

Hay que tener en cuenta los daños causados a la empresa. Teniendo siempre en cuenta los daños a la imagen y si los robos se han realizado de forma sistemática o puntual. Es muy importante saber que evitar un juicio supone un ahorro económico y de tiempo para la empresa. En muchas ocasiones estos términos legales, si no se puede demostrar el delito, pueden durar un largo periodo y suponer gastos elevados.

La intervención de detectives privados para tener pruebas suficientes ante este problema, es muy eficaz. Los detectives recopilarán todas las pruebas, respetando siempre los límites legales y la intimidad de cada individuo. La investigación será rápida y discreta.

¿Qué necesito para demostrar robos de los empleados en la empresa?

Medidas de prevención

Hay que evitar enfrentarnos a un juicio con valores y principios empresariales.

Lo primero que debemos hacer es establecer debidamente unas medidas de prevención. Así evitaremos llegar al extremo de tener que despedir a uno de nuestros empleados por actos inmorales. Por ejemplo, que el empresario sea el responsable de retirar el dinero de la caja de forma diaria, hace que los empleados no intenten jugar con el nivel de facturación. Es una medida de control sencilla y eficaz.

Otro punto, quizás el más importante dentro de las medidas de prevención, es mantener comunicación con el trabajador. No solo hay que hacerle llegar a un empleado sus obligaciones. Es muy importante y recomendable que se le entreguen todas las normas establecidas para que sigan los comportamientos correctos. Si, por ejemplo, estuviéramos hablando de un restaurante, prohibido llevarse comida a casa.

También otra medida bastante efectiva es fomentar las conductas conscientes. Es importante que las empresas fomenten la participación de sus empleados en buenas actitudes. Recompensar el buen trabajo. Tener unos buenos valores y unos objetivos bien definidos hará que el equipo, los clientes e incluso los proveedores, sigan una serie de comportamientos y conductas que tan solo beneficiarán a la empresa.

Si conoce una situación donde hay empleados que roban a la empresa, no dude en ponerse en contacto con nuestro equipo de detectives privados. Le ofrecemos asesoramiento completamente gratuito y personalizado de mano de nuestros detectives.

Los riesgos psicosociales y el estrés laboral
¿Qué es el intrusismo laboral?