Pide presupuesto GRATIS y sin compromiso

Teléfono fijo +34 91 11 58 391 / Teléfono móvil y WhatsApp +34 636 433 047


La ciberdelincuencia y sus consecuencias.

Los delitos por internet son un problema cada vez mayor en nuestro país. Muchos empresarios, industrias, incluso instituciones gubernamentales y gobiernos son afectados. Como agencia de detectives privados en Madrid hemos trabajado en muchísimas ocasiones en casos relacionados con este tema. Por eso queremos hablarte de la ciberdelincuencia y sus consecuencias.

¿Qué es la ciberdelincuencia?

La ciberdelincuencia es cualquier tipo de actividad que tenga el objetivo de destruir o dañar sistemas informáticos, medios electrónicos o redes. Esto se puede hacer a través e Internet. De una red ya sea pública o privada, o incluso sistema informático domestico.

Entre las características de la ciberdelincuencia hacen referencia aquellos ataques contra la confidencialidad, integridad y disponibilidad. Esto siempre que estemos hablando de los sistemas informáticos, datos y redes.

También se considera ciberdelincuencia y fraudes digitales al uso malintencionado y/o fraudulento de los sistemas, datos y redes informáticas.

Es importante tener en cuenta que la gran mayoría de ciberdelitos se realizan en el ámbito del robo de información sensible. Para utilizarlo de forma no autorizada.

La ciberdelincuencia también esta forma por actos criminales más tradicionales. Por ejemplo, sobre robos, suplantación de identidad, fraudes, acoso. Podríamos mencionar un sinfín de delitos que entran en esta categoría.

Causas de la ciberdelincuencia

Una de las partes más importantes sobre este tema de la ciberdelincuencia y sus consecuencias es conocer las causas. A lo largo de los años se han llevado a cabo incontables estudios a cerca de este tema. Los profesionales dedicados a las nuevas tecnologías e Internet, junto a los criminólogos de todo el mundo se centran en buscar y entender las razones por las que las personas recurren a estos comportamientos delictivos.

Aunque los ciberdelitos no siempre son iguales. Tampoco tienen el mismo alcance o daño. Pero las causas por las que se cometen suelen ser más similares de lo que la mayoría de personas cree.

Una de las principales causas de este tipo de delincuencia comienza con la crisis. Las dificultades económicas son uno de los elementos por los que se producen ciberdelitos.

Los criminólogos y los estudios realizados en referencia a este tema se centran cada vez más en  la ciberdelincuencia juvenil. Este es un problema que va en aumento con el paso de los años. Conocer bien las causas y consecuencias de la ciberdelincuencia puede ser la clave para mantenernos seguros.

Principales problemas de la ciberdelincuencia

Estos días en Madrid se han celebrado numerosos congresos relacionados con la ciberdelincuencia. Muchos expertos coinciden en que cada vez existen más ataques informáticos a manos de hackers, crackers y piratas informáticos. Estos buscan atentar y alterar los intereses, tanto económicos como sociales, político, jurídicos, etcétera.

Para enfrentarnos a este problema en la actualidad nos encontramos con una gran laguna jurídica. Debido a esta, muchas de las situaciones consecuencias de los delitos informáticos quedan desamparadas. No existe un ordenamiento ni ningún código donde queden tipificados. Tampoco encontramos donde se señale qué es un delito o qué no lo es.

Poniendo un ejemplo de esto último, hay casos donde se realizan ciberataques entre empresas. Estos son consecuencia de la competencia desleal. Estas prácticas son muy abusivas  y muy perjudiciales. Las victimas se quedan sin saber cómo pueden denunciar lo sucedido.

Los expertos en este ámbito aseguran que la ciberdelincuencia y sus consecuencias no son preocupaciones del futuro. Hoy en día en muchas de las situaciones es imposible hacerle frente. Hay una notoria falta de medios y de conocimientos tecnológicos e informáticos.

La expansión de la ciberdelincuencia es preocupante. Se sabe que ya hasta los narcotraficantes cuentan con el apoyo de piratas informáticos para distribuir sus mercancías. Hablamos tanto de las drogas como del blanqueo de dinero.

La ciberdelincuencia y sus consecuencias

Interrupción de sistemas informáticos o de telecomunicación

Este es uno de los problemas más frecuentes a los que debemos de enfrentarnos. Sucede cuando alguien sin autorización impide o interrumpe el funcionamiento y acceso a un sistema informático.

También se considera una interrupción ilícita cuando afecta a datos y contenidos informáticos. De igual manera que a redes de telecomunicación.

Robo de datos informáticos

Esto sucede cuando una persona que no dispone de una orden judicial previa intercepta datos informáticos. Da igual que lo haga en el origen o el destino de estos. También es indiferente si ocurre dentro de sistemas informáticos o las emisiones electromagnéticas procedentes de estos.

Acceso no autorizado a un sistema informático

Cuando una persona que no tiene autorización o que lo hace fuera de las pautas acordadas accede a un sistema informático protegido. También aquellas personas que se saltan o vulneran las medidas de seguridad establecidas o se queden dentro del mismo sistema contra la voluntad de aquel que tenga legítimo derecho sobre dicho sistema.

Daños informáticos y fallos en aplicaciones

Una de las consecuencias del ciberdelito más problemático se origina en los errores que se generan en las aplicaciones y que pueden provocar que un ciberdelincuente entre en un ordenador o sistema informático.

Cuando un ciberdelincuente tiene la capacidad de acceso a esto destruye, elimina, daña, altera, suprime o deteriora los datos informáticos. También es frecuente que realice estas acciones dentro de un sistema de trato de información o con los componentes lógicos. Esto es parte de la ciberdelincuencia y sus consecuencias.

Utilización de softwares maliciosos

Personas que producen, adquieren, trafican, venden, distribuyen, introducen, envían y extraen softwares maliciosos. Encontramos de la misma forma otros programas de computación con intenciones dañinas.

Violación de datos personales

La violación de los datos personales se hace en provecho propio por norma general. Sin embargo, cada vez nos encontramos más casos donde es un tercero el que contrata a un hacker en su beneficio.

La violación de datos personales se da cuando una persona obtiene, vende, intercambia, envía, compra, intercepta, difunde, modifica o utiliza los códigos personales o sus datos de una persona sin su autorización. También si se realiza sobre bases de datos, archivo, redes sociales o contenido personal.

Suplantación de sitios web

Hablamos de la suplantación de sitios web con el objetivo de robar datos personales. En resumidas cuentas, el delito del phishing.

Este se da cuando una persona con malas intenciones y sin autorización crea, desarrolla, vende, trafica, programa, ejecuta o envía páginas electrónicas, ventanas emergentes o enlaces falsos. El objetivo es conseguir información privada o robar datos personales.

Dentro del mismo delito encontramos también los casos donde se modifica el sistema de resolución de nombres de dominio. De esta forma el usuario entra con una IP diferente que roba sus cuentas y contraseñas. Las principales plataformas afectadas suelen ser bancos y correos electrónicos juntos a redes sociales.

La ciberseguridad contra la ciberdelincuencia

Hemos mencionado como muchos hackers se dedicaban a vender fallos a través de la Deep Web. Lo que no hemos dicho que una de las peores consecuencias que tiene es que en muchas ocasiones los compradores de estos fallos son mafias con mucho poder.

Estas, al obtener los fallos, realizan ataques masivos a un gran número de sistemas. Es así como estas mafias consiguen entrar en entidades bancarias para infectar el sistema interno y así poder hacer lo que quieran como robar datos, dinero, hacer trasferencias, etcétera.

Cuando se celebra un congreso sobre seguridad informática se aborda siempre el mismo tema desde hace años: los ataques a los objetos inteligentes. También conocido como el “Internet de las cosas”. Para las personas especializadas en la informática saben que esto tan solo se trata de unas pocas consecuencias dentro del abanico de vulnerabilidades posibles.

La tecnología no deja de avanzar, pero la ciberseguridad se está quedando siempre un paso por detrás.

Según pasan los años aumenta el número de ofertas sobre herramientas que pueden ser conectados o desconectados a través de nuestros dispositivos inteligentes.

El objetivo de los delicuentes cibernéticos es atacar a las empresas. Y esto hay que tenerlo siempre presente cuando hablamos de la ciberdelincuencia y sus consecuencias. Estos buscan fallos en el sistema o solo quieren introducirse en los dispositivos. Una vez lo consiguen obtienen el control del dispositivo en cuestión. A través de programas, el control pasa desapercibido para el propietario.

Casos de ciberdelincuencia

Casos de  organizaciones de ciberdelincuenciaUno de los ejemplos más llamativos relacionados con la ciberdelincuencia y sus consecuencias fue uno sucedido en Amberes. Una gran organización de narcotraficantes puso a la policía de Bélgica en una situación delicada.

La policía se dio cuenta de que los narcos contaban con la ayuda de un pirata informático. Este era capaz de modificar las horas, las fechas, los números de contenedores y la llegada de estos.

En estos contenedores modificados y casi imposibles de detectar ocultaban los narcotraficantes su mercancía para poder pasarla por aduana sin ser descubiertos.

Llevábamos tiempo siendo espectadores de la nueva guerra a través de la Web a manos de peligrosos narcotraficantes. Los cibercriminales con los que estos se alían luchan también contra la organización de Anonymus. Esta se declaro en guerra contra los señores de la droga, principalmente con los grupos mexicanos.

Existe un sinfín de organizaciones de delincuentes que buscan robar información y datos personales. Su objetivo principal es vender estos datos a empresas que buscan encontrar posibles clientes.

Uno de los objetivos de las organizaciones de ciberdelincuentes es introducirse en ordenadores, móviles, tablets, o cualquier dispositivo con acceso a Internet que disponga de almacenamiento.

Cada vez es más fácil solicitar servicios relacionados con el robo de información. En Internet encontramos un sinfín de páginas para contactar con crackers. Estos están encantados de cobrar por este tipo de ilegalidad.

Otros de los servicios más populares ofrecidos en Internet relacionados con la ciberdelincuencia son aquellos que se basan en secuestrar ordenadores. Con herramientas como Ransomware y Cryptoware, los ciberdelincuentes pueden encriptar o inutilizar los dispositivos.

Los afectados no pueden usar sus ordenadores. Lo que buscan estos ciberdelincuentes es una recompensa económica para que las victimas puedan liberar sus dispositivos.

Herramientas usadas por los ciberdelincuentes

Es imposible que mencionemos todas las herramientas existentes relacionadas con la ciberdelincuencia y sus consecuencias. Sin embargo, las más usadas por los expertos en el cibercrimen las podemos encontrar en foros especializados. Es importante tener en cuenta que en estos sitios, la seguridad es tan solida, que enseguida saben si eres un ciberdelincuente o tan solo un usuario curioso.

Es completamente esencial saber que a estos sitios tan solo pueden acceder expertos. En el caso contrario, si un usuario sin los conocimientos necesarios, al introducirse a navegar en estas páginas, muy probablemente, terminemos infectados de algún virus o con algún susto.

También es necesario conocer que en la Deep Web o también llamada la Web profunda, podemos encontrar páginas que ofrecen vender programas maliciosos. Incluso ver anuncios donde se anuncian hackers ofreciendo sus servicios.

La gran mayoría de ofertas de los hackers son herramientas que ponen en venta, como por ejemplo los exploits. Estas se emplean para controlar y atacar sistemas determinados. Lo que buscan principalmente son errores o vulnerabilidades de seguridad dentro de los códigos de los dispositivos electrónicos o informáticos. También atacan a los sistemas operativos, con el objetivo principal de destruir el dispositivo.

Los hackers venden estos fallos a aquellos compradores interesados en beneficiarse de forma ilícita. Resumidamente, los hackers tienen en su mano una serie de errores o problemas que pueden traer consigo graves consecuencias y en vez de dar la voz de alarma, lo venden al mejor postor.

Situación de la ciberdelincuencia actual

Situación de la ciberdelincuencia actualNos encontramos ante una situación en la que estamos perdiendo el control. La ciberdelincuencia y sus consecuencias son cada vez mayores.  Podemos encontrarnos problemas de una dificultad a la cual no hay forma de enfrentarnos. La seguridad relacionada con el ámbito de la tecnología e Internet necesita mucho recorrido para que la podamos definir de perfecta.

Muchos expertos informáticos, incluidos los hackers, ayudan todos los días a las empresas o crean ellos mismos empresas de seguridad. También podemos observar cómo se crean foros de seguridad centrados en la prevención y en la información sobre delitos informáticos y cómo hacerles frente.

Es necesario que los gobiernos realicen un código jurídico relacionado con la ciberdelincuencia. Es así como se podrán contemplar los delitos de forma adecuada. Así las autoridades podrán ayudar a los ciudadanos.

Está claro que la ciberdelincuencia es la nueva forma de delinquir. Nos falta un largo proceso para poder defendernos. Las nuevas tecnologías no paran de avanzar. Si no nos informamos o contamos con el apoyo de expertos puede que estemos cometiendo errores que vulneran nuestra seguridad.

La ciberdelincuencia que afecta a las entidades bancarias, según los expertos en esta materia, es la que hoy en día más defensas estudiadas tiene. Por esta razón, los ciberdelitos a los bancos son más escasos que el resto. Los protocolos de actuación son rápidos y de los más precisos en la actualidad. Están preparados para evitar robos o fugas de datos y dinero.

Agencia de detectives y la ciberseguridad

Los clientes que acuden a nuestra agencia de detectives privados buscan localizar a quien se encuentra detrás de un fraude sufrido a través de Internet. También acuden numerosas víctimas de amenazas. Incluida la intimidación y personas que han sufrido una vulneración de seguridad en los datos almacenados en sus dispositivos electrónicos.

Cuando son empresas las que se ponen en contacto con nosotros suele ser porque han sido atacados de forma externa o porque sus propios trabajadores están realizando competencia desleal o robo de información.

Nuestra empresa lleva a cabo diferentes metodologías, siempre adaptándose a cada caso y dependiendo de las circunstancias. Aparte contamos con el apoyo de la empresa de Informativo Forense Madrid, formada por el mejor equipo de peritos informáticos forenses. Ellos nos apoyan en todos los ámbitos tecnológicos.

Algunas de los ámbitos de las investigaciones que realizamos en relación con la ciberdelincuencia son:

  • Acoso laboral.
  • Fraude online.
  • Robo de información.
  • Control de las redes sociales de la compañía.
  • Robo de identidad.
  • Acoso a menores.
  • Ataques a sistemas de información.
  • Penetración y manipulación de las redes Wifi.

Si tiene alguna duda sobre la ciberdelincuencia y sus consecuencias necesita contar con nuestros servicios, póngase en contacto con nosotros. Le ofrecemos asesoramiento gratuito y personalizado de parte de nuestros profesionales.

Historia de la informática forense y su actual aplicación

Share This Story!

You may also like

La ciberdelincuencia y sus consecuencias. Detectives Privados

Gracias a la larga experiencia de los investigadores de nuestra agencia, hemos decidido hablar sobre la ciberdelincuencia y sus consecuencias

La ciberdelincuencia y sus consecuencias

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies