Pide presupuesto GRATIS y sin compromiso

Teléfono fijo +34 91 11 58 391 / Teléfono móvil y WhatsApp +34 636 433 047

Delitos contra el patrimonioNuestra agencia de detectives privados lleva a cabo numerosas investigaciones relacionadas con delitos contra el patrimonio. Debido a nuestra experiencia, decidimos realizar este post para dar la información necesaria para conocerlos y en consecuencia, saber enfrentarnos a estos delitos.

Conoce los delitos contra el patrimonio

Son esos que se destinan a atacar los bienes y derechos de un particular, persona pública o jurídica. Estos delitos se cometen con ánimo de lucro, ya sea en beneficio propio o en el de un tercero.

Hoy, basándonos en la experiencia de nuestros detectives privados y las numerosas investigaciones relacionadas con estos delitos, hemos decidido hablar de los más comunes. Es importante recordar que la mejor herramienta para evitar estos problemas y saber afrontarlos es conocerlos adecuadamente.

El robo

Dentro de los delitos contra el patrimonio, el robo es el más común. Una persona comete un robo cuando coge cosas muebles que no le pertenecen. El propósito principal es hacerse con esas cosas para enriquecerse. Para ello puede emplear la fuerza, violencia o intimidación para poder acceder al lugar o los objetos, o sobre las propias personas.

Las personas que cometen un robo quedaran libres de responsabilidad penal. Estos tan solo han de responder ante la responsabilidad civil.

Esto ocurrirá siempre y cuando no haya habido violencia y/o intimidación. También si el delito de robo se comete entre cónyuges no separados de forma legal o de hecho, que se encuentren en proceso judicial de divorcio, nulidad matrimonial o separación. Se incluyen del mismo modo parientes que seas ascendientes, descendientes o hermanos.

El parentesco es una circunstancia eximente de la responsabilidad penal.

En el robo, dentro de estos delitos, lo podemos diferenciar ciertas situaciones donde se podría llegar a una sanción penal. Mediante el uso de fuerza se produce cuando:

  • Rotura o daños en paredes, suelo o techo. De la misma forma en ventanas o puertas.
  • Cuando se accede al lugar donde se encuentra el objeto de interés empleando una vía de acceso no habitual, como podría ser una ventana. Esto se conoce como escalamiento.
  • El uso de llaves maestras o falsas. Las llaves falsas pueden ser llaves perdidas del propietario, ganzúas. Se consideran así también las tarjetas magnéticas o incluso los mandos a distancia.
  • Daños o manipulación en armarios, muebles, arcas u objetos cerrados. Todos estos objetos que posean cerraduras o que necesiten claves para poder acceder a su interior. Esto es independiente si se realiza en el propio robo o después del mismo.
  • Inutilización de las alarmas.

Penas de prisión por el delito del robo

Penas de prisión por el delito del roboEl robo, dentro de los delitos contra el patrimonio, está penado con 1 hasta 3 años de prisión. En el caso de que esté habitada la casa, el edificio o el local abierto al público, el responsable podrá ser penado con 2 hasta 5 años de prisión. También se incluyen patios, garajes o demás departamentos continuos y en comunicación con el interior.

La pena de 2 a 5 años de prisión también se puede aplicar en los casos donde se roben los siguientes objetos:

  • Bienes de primera necesidad. También los bienes destinados a servicios públicos. El robo debe ser una sustracción que ocasione un prejuicio grave o una situación de desabastecimiento.
  • Objetos que tengan valor artístico, cultural, científico o histórico.

Cuando las víctimas del robo se vean afectados gravemente de forma económica o se haya abusado de las circunstancias personales de la víctima, también se impondrá la anterior pena citada.

A la pena de prisión se le sumaran las correspondientes en el caso de haber actos de violencia presentes en el robo. Del mismo modo que si el delincuente uso armas u otros medios de intimidación o amenaza peligrosos.

Nuestra agencia ha trabajado en numerosas ocasiones con robos en domicilios y empresas.

El hurto

Se encuentra dentro de los delitos contra el patrimonio, pero no debemos de confundirlo con el robo. Una persona será responsable de hurto cuando su propósito sea aprovecharse y obtener beneficios a través de coger cosas muebles sin la autoridad del dueño legítimo.

El delito de hurto tiene una pena de 6 a 18 mese de prisión. La cuantía de este no debe superar los 400 euros, sino se considerara un robo.

Como en el anterior caso de estos delitos, los responsables también quedaran libres de responsabilidad penal. Tan solo deberán de responder ante la responsabilidad civil. Esto será así siempre que no se haya aplicado fuerza o intimidación.

Al igual que en el robo, también se incluye cuando se produce el delito entre cónyuges no separados de forma legal o de hecho, entre parientes y afines de primer grado si viven juntos.

La responsabilidad penal se convierte en una circunstancia eximente siempre que existan casos de parentesco. Esto no se aplica si personas ajenas participan en el hurto.

En los siguientes casos, el delito de hurto puede llegar a ser penado de uno a tres años de prisión:

  • Se sustraen los bienes de primera necesidad o los que se destinan a un servicio público. Esto cuando se ocasione un prejuicio grave o una situación de desabastecimiento de las víctimas.
  • Cuando se producen grandes daños a los efectos sustraídos o se produzcan grandes prejuicios.
  • Cuando los objetos sustraídos sean de valor histórico, cultural, artístico o científico.
  • Si el delito de hurto hace que las victimas sufran una grave situación económica o se abuse de las circunstancias personales de la misma.

La extorsión

La extorsiónCuando hablamos de faltas que atentan contra el patrimonio, uno de los más frecuentes, o de los que siempre es parte de estos delitos es este.

Una persona comete un delito de extorsión con el fin de enriquecerse obligando, a base de violencia o intimidación. Del mismo modo, si realiza un negocio jurídico, perjudicando su propio patrimonio o el de un tercero.

Este delito se puede penalizar de uno a cinco años de prisión. A esto se suman las sanciones por los actos de violencia que se hayan cometido.

Siempre que no exista violencia ni intimidación, los responsables, como en los anteriores casos, quedaran libres de responsabilidad penal y tan solo deberán responder en lo civil.

Usurpación

La usurpación se forma por diferentes conductas. Estas se caracterizan todas por la intención de beneficiarse de delincuentes.  Como en el resto de delitos contra el patrimonio, las circunstancias de parentesco es un eximente de la responsabilidad penal.

La usurpación es la ocupación de un bien inmueble y/o un derecho real inmobiliario ajeno. Esto se puede producir a través de violencia o intimidación con el propósito siempre de beneficiarse. La pena por un delito de usurpación puede ser de entre seis a dieciocho meses. La pena aumentará en caso de existir actos de violencia o intimidación.

Cuando se ocupan casas o edificios ajenos, también se considera usurpación. Los delitos contra la propiedad incluyen también la ocupación de edificios deshabitados, aunque no se emplee la violencia. Del mismo modo que permanecer en esto en contra de la voluntad del propietario legitimo, siempre que el objetivo sea conseguir beneficio. La multa va de tres a seis meses.

Se considerar también un delito de usurpación cuando una persona, con el propósito de aumentar sus terrenos, modifica o altera los límites de pueblos o las señales limitantes de las fincas contiguas. Esto será independiente si los terrenos afectados son públicos o privados.

El beneficio debe ser superior a 400 euros, la multa será de entre tres a dieciocho meses.

Uso del vehículo sin permiso del titular

Uso del vehículo sin permiso del titularAunque el objetivo de la persona o las personas, no sea aprovecharse de dicho vehículo o ciclomotor propiedad de otra persona, estará dentro de los delitos contra el patrimonio.

Dicho vehículo debe tener un valor superior a los 400 euros. Esto puede tener penas de arresto de 12 a 24 fines de semana. También multas entre tres a ocho meses, siempre que se devuelva el auto de forma directa o indirecta en un plazo máximo de dos días.

Cuando se supera el plazo de 48 horas sin devolver el vehículo se comenzará a tratar como un delito de robo o hurto. Esto dependerá del valor, si superan o no los 400 euros de forma respectiva. En el caso de que se aplicara la fuerza, la pena se aplicara en su mitad superior.

Si este delito se comete con violencia o intimidación en las personas y el valor del vehículo sea mayor a 400 euros, el responsable de este podrá ser castigado con penas entre dos a cinco años. En el caso de que el delincuente empleara un arma para realizar la sustracción del vehículo, la pena será de cinco años de prisión.

En el caso de que en este delito participen personas ajenas al parentesco, no se tomara como una circunstancia eximente de la responsabilidad penal.

¿Cree que puede ser víctima de delitos contra el patrimonio? Nuestros detectives privados llevan años realizando investigaciones relacionadas con este tipo de faltas. Si tiene alguna duda o quiere conocer nuestros servicios, póngase en contacto con nosotros. Ofrecemos asesoramiento completamente personalizado y gratuito.

¿Qué es una contravigilancia?
Localización de personas desaparecidas

Share This Story!

You may also like

Conoce los delitos contra el patrimonio . Detectives Privados Madrid

%%excerpt%% ¿Conoces los delitos contra el patrimonio? Nuestros detectives privados nos hablan de ellos gracias a las investigaciones de estos delitos.

Conoce los delitos contra el patrimonio

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies