Teléfono fijo +34 91 11 58 391 / Teléfono móvil y WhatsApp +34 636 433 047

Terror en Paris.

La pesadilla comenzó a las 21:20 en pleno centro de la capital francesa. En un bar llamado “Le Carrillon”, un hombre con una Kalashnikov, se bajo de un automóvil y abrió fuego hacia las personas que estaban disfrutando de la noche de ese viernes.

Después se encamino a un restaurante de ambiente camboyano, enfrente del bar donde acababa de matar a varias personas y volvió a cargar su arma para disparar a los clientes que estaban cenando en la terraza.

Se sabe que disparo hasta 100 balas, dejando al menos a quince personas muertas. Los cuerpos estaban en el suelo y el pánico de los testigos, hicieron que las calles parisinas, se volvieran en un caos de ciudadanos huyendo de una matanza discriminada.

Al mismo tiempo, al lado del estadio de futbol de Stade de France, donde jugaban un partido amistoso las selecciones de Francia y Alemana, se pudieron oír dos explosiones, provenientes de dos ataques cercanos. En una brasserie y en un establecimiento de comida rápida.

Terror en Paris

Terror en Paris

Mas tarde sabríamos, que uno de los terroristas había intentado entrar al estadio, pero la seguridad de allí pudo impedirlo. Lo que hizo que se denotara la carga que llevaba encima.

El mismísimo presidente francés, Hollande, tuvo que ser desalojado del estadio; mientras miles de aficionados continuaban viendo el espectáculo, ya que no sabían lo que realmente estaba sucediendo.

Las autoridades, decidieron que continuara el partido, para no alarmar a los espectadores y así luego, desalojar el campo con calma, evitando un pánico colectivo. Al rato, el partido finalizaría y las personas ya conocían la magnitud de lo que estaba pasando en la ciudad.

Lejos de aplacarse la situación, en una pizzeria La Casa Nostra, era atacada por otro terrorista, que acabo con la vida de cinco personas que estaban tranquilamente sentados en la terraza del local.

Unos minutos más tarde, en el bistro “La Belle Equipe”, muy conocido por sus vecinos y donde siempre se llenaba por la noche, se convirtió en el objetivo de estos desarmados; 19 muertos quedaron en el suelo de la calle.

Pero la noche en Paris, no quedaría así; en una sala de fiestas, donde tocaba el grupo de música heavy: Eagles of Death Metal junto al menos 1500 personas disfrutando de su música, fueron objetivo de estos terroristas.

Mataron a los miembros de la seguridad de la sala y entraron con sus armas, dispuestos a continuar con el terror. Allí dispararon a todos los asistentes; el publico intentaba huir, algunos pudieron alcanzar las salidas de emergencias, otros se escondieron en los camerinos.

Se podían escuchar como cargaban y disparaban y volvían a cargar; su única intención era matar a cuantas más personas. Su objetivo era el caos y la matanza. Dos horas después, los policías franceses entraron en la sala.

Todos los terroristas, menos uno; se inmolaron con sus cargas explosivas y el que no pudo inmolarse, fue abatido bajo el fuego de la policía gala. Eran las 00:00 de la noche y solo se sabían que podía haber 89 muertos dentro del concierto.

Lo que quedo de la noche fueron las alarmas, las sirenas, el desconcierto, el miedo el terror, las llamadas y mensajes por móvil, para comunicarse con los allegados para saber si estaban vivos o muertos, los parisinos y turistas corriendo y refugiándose en cualquier parte.

Las fronteras de Francia se declaraban cerradas. Los militares aparecieron por las calles, intentando proteger a la ciudadanía y al mismo tiempo, esperando que no ocurriese nada más y buscando al único terrorista que había podido huir.

El balance de muertos es de 129 y existen más de 352 personas en estado grave, leve y critico; con lo que se podría sumar más fallecidos.

El único terrorista que huyo es un hombre joven de unos 25 años y nacido en Bélgica. Se piensa que puede haber huido hacia España o Bélgica. Las autoridades de Francia y España, colaboran codo con codo y están comunicados todo el tiempo.

La intención de estos asesinos es el caos, el prender el miedo a los habitantes de Europa. Ponen a su Dios como un escudo, como una excusa por lo que hacen, cuando carecen del conocimiento verdadero del islam.

No les importa ni sus conciudadanos, ni los habitantes de Siria, qué escapan de los bombardeos incesantes de su país; se aprovechan de ellos y sabiendo las consecuencias qué puedan tener esas inocentes personas, continúan con sus planes.

Matan por matar, da igual cual sea la excusa; si los infieles, los que se defienden por sus injusticias, los qué no piensan como ellos, los qué luchan por salvaguardar derechos humanos…Da igual, todo son excusas para ellos.

Viven en una vida que no vale nada y menos la de los restantes ciudadanos del planeta; piensan y se creen qué van a ser recibidos por su Dios, con un recibimiento de 72 vírgenes donde se pasaran todo lo que le queden en ese mas allá, disfrutando de sus “hazañas nobles y justificadas”.

No nos engañemos, no están locos, saben muy bien lo que hacen. Asesinar a todo el mundo que este enfrente de ellos. A todos que no quieran seguir sus parámetros de la vida o sociedad regida por las normas suyas.

El caos es lo que buscan, el terror de los demás; con eso se hacen fuertes, porque necesitan sentirse ser algo en este mundo. Porque no son nada, solo asesinos sin más.

Ahora Europa debe protegerse pero no debemos caer en lo fácil, no podemos señalar a todos los que son musulmanes, muchos no quieren a esos seres e incluso, les duelen saber que gritan el nombre de su Dios antes de matar.

No olvidemos que Daesh, también ataca a los musulmanes que no siguen sus ideas; antes de los atentados de Paris, unos “soldados” del ejército islámico, capturaron a otros soldados rebeldes y los decapitaron por ser enemigos.

Estamos ante una nueva escena de guerra, ya no existen dos ejércitos, uno enfrente de otro. Las guerras del siglo XX han dado paso a incursiones en el campo enemigo, atentando a civiles para crear caos y así llamar la atención del mundo.

La cobertura de la seguridad se debe enfocar de otra manera. No podemos solo los países occidentales emprender una guerra en su terreno, sino que los demás países árabes que estén en contra de ellos, deben entrar en juego.

Esto no es una guerra solo con Europa o Estados Unidos, sino con los demás países e incluso, los árabes. Todos estamos ante el objetivo de Daesh.

Indicios-Agencia de detectives privados en Madrid.

 

 

Share This Story!

You may also like

No Comment

You can post first response comment.

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR