Teléfono fijo +34 91 11 58 391 / Teléfono móvil y WhatsApp +34 636 433 047
Menores, internet y peligros: los riesgos que hay en la red

Menores, internet y peligros: los riesgos que hay en la red

En Detectives Madrid, intentamos dar buenos consejos y asesorar a nuestros clientes en cuestiones de seguridad. Pero cuando se combina menores e internet, los riesgos que hay en la red se duplican. Es importante saber educar a los más pequeños de la casa, lo básico en materia de seguridad informática.

Los riesgos que hay en la red. Dar demasiada información

Para muchos de nosotros, cuando éramos pequeños, internet era algo del futuro. La sola existencia de una red virtual, que comunicarse con todos sus usuarios, nos resultaba fantástico. Solo aparecia en las películas y libros de ciencia ficción y soñábamos que algún día lo veríamos. Y el futuro llegó y con él la red de redes. En cambio para nuestros pequeños de la casa, es algo más de sus vidas cotidianas. Si a un niño le das un dispositivo electrónico o informático, en menos de diez minutos ya sabrá cómo funciona. Se han acostumbrado a lidiar diariamente con estos aparatos. Incluso, algunos ya dan lenguaje informático en clase.

El problema llega a que muchos no ven el peligro. Como cuando nosotros mismos éramos pequeños y nuestros padres nos advertían de los riesgos. No captabamos muy bien el concepto de peligro y sus consecuencias. La inocencia nos hacía vulnerables. Al igual que los niños con internet.

Dar informaciones y datos a cualquier usuario

Uno de los problemas más comunes de los menores con internet es que dan datos e informaciones a cualquier usuario. En sus redes sociales, en los foros y chats, como en cuentas de Instagram, hay gran cantidad de datos. Que cualquiera pueda ver o por mucho que no se deje al público general, se añade usuarios a la cuenta sin más. Y en detectives en Madrid, sabemos que eso es un grave error.

Existen perfiles que tienen miles de contactos, de conocidos. Pero muchos de ellos, ni siquiera se conocen, sólo se siguen entre ellos. Nunca se han visto, nunca han hablado cara a cara. Y es ahí donde se esconde el riesgo que hay en la red. Personas que sólo quieren hacer daño, que quieren sacar provecho de una situación, de una vulnerabilidad. En definitiva, aprovecharse de la inocencia de los menores; de nuestros menores.

Baja estima o acoso en las redes. Más allá de ver la realidad

Los “likes” y “me gustan” abundan en internet. Cuantos más tengas más conocido eres. Y los menores quieren busca una aceptación en la sociedad, sobre entre sus compañeros de sus edad o entorno. Quieren imitar a sus ídolos: cantantes, actores, modelos, bloggers…Imitan y simulan posturas, conductas y opiniones de esos personajes. Los que más seguidores tienen son los más de sus clases o colegios. Algunos de sus compañeros ni llegan a tener la mitad de seguidores que estos. Sólo se contentan con verlos en sus ordenadores y móviles. A veces, ni van a la misma escuela, o son de otros países.

No, no sólo está el peligro de otros, sino el riesgos de las consecuencias de mirar y contemplar una vida que jamás tendrán. Tanto psicólogos como sociólogos y criminólogos, alertan de una preocupante tasa de menores con depresión. Algunos tienen sus personalidades trastornadas, con una preocupante baja estima. Comparan su vida con la de estos y piensan que no son nada.

Hacerles comprender que no estos verdad en internet

Los informáticos forenses saben que no es todo real lo que se cuelga en internet. De hecho, en algunos perfiles, si se examina a fondo, veremos fotografías que han sido manipuladas. Y aunque algunas sean reales, debemos hacer entender a esos menores que miran con fascinación, que sus vidas valen. Que pueden que no tengan tanto lujos como otros, pero que tienen que luchar por sus vidas y formarse para conseguir sus objetivos.

Existe un grave problema que es el acoso escolar. Y que continúa en el interior de la casa y habitación del menor acosado. En sus perfiles sociales, llegan mensajes desagradables, humillantes. Sí ya en la escuela es una pesadilla, en la red se convierte en una caja llena de demonios.

Acoso on-line. Bullying dentro y fuera de las clases

El Bullying se ha convertido para muchos estudiantes de nuestro país en su particular pesadilla diaria. Menores que se suicidan porque no aguantan más. Es doloroso leer noticias de este tipo, de pensar como un niño de 12 años, se ha quitado la vida. Porque está ya agotado de sufrir. ¡De sufrir con sólo 12 años!. No es cruel es desgarrador y no se puede permitir esto. Y nosotros como adultos debemos hacer algo, y ese algo empieza con la educación de nuestros hijos. Expertos, cuando se hace una pericial informática en estos casos, encuentran mensajes sobrecogedores de insultos y comentarios hirientes.

Incluso, animan a ese compañero acosado a que se quite la vida. Porque según ellos, no vale nada; es un/a inútil, gordo/a, feo/a, tonto/a…Las autoridades y expertos están en la misma posición, debemos hablar con nuestros hijos. Explicarles que ante un hecho así no se pueden quedar en silencio. Que se lo comenten a los padres y profesores y que ellos, den aviso a las autoridades. Porque si esos menores que acosan piensan que van a salirse con la suya están muy equivocados.

Ni anonimatos, ni perfiles falsos: nada escapa de un rastreo informático

En este blog de detectives, hemos comentado mucho sobre el anonimato en internet. Algunos usuarios piensan que por no identificarse, pueden hacer lo que quieran. Pero los avances en técnicas forenses informáticas, hacen que se les pueda rastrear y con ello, atraparles. Muchos al esconderse, sacan lo peor de ellos; insultan, ofenden, humillan, agreden verbalmente, amenazan…Están cometiendo delitos y algunos muy graves, pero confían que al estar detrás de sus ordenadores, nadie descubrirán quienes son.

Menores, internet y peligros: los riesgos que hay en la red

Menores, internet y peligros: los riesgos que hay en la red

Lo mismo sucede con los adultos que se hacen pasar por menores. El grooming es otro de los peligros que acechan a los pequeños y adolescentes. Adultos que se hacen pasar por un menor para luego, obtener más información de su víctima y así chantajearlos. Esta práctica está más extendida de lo que pensamos. Es importante alertar a los menores; diciéndoles que no se fien de nadie que no conozcan personalmente.

Adultos que se hacen pasar por menores en la red: Grooming

¿Cuántas historias hemos oído en las noticias o leído en los periódicos sobre este tema?. Aún así habrá ciudadanos que no han advertido a sus hijos. Y ellos siguen exponiéndose en la red. Pero el riesgo en la red está ahí y es más peligroso de lo que se cree. Estos sujetos estudian a sus víctimas, se crean perfiles falsos, emulando a menores. Ponen en sus perfiles fotos de menores falsos y suelen acompañar en sus descripciones de cosas que gustan a los más jóvenes. Se comportan como un menor, piden solicitudes de amistad y más tarde, estudian cuál es la víctima más fácil de atrapar.

Pasado un tiempo piden fotos y emprenden conversaciones donde intentan sacar más datos y atraer la confianza de ese menor. Cuando ya tiene todo lo que quiere, pide más. Pueden llegar a conseguir fotografías, videos o simplemente, secretos inconfesables. Y cuando tienen todo esto; se quitan de verdad la máscara. Exigen a sus víctimas más cosas, sino, enviará el material que tiene a los seres queridos, amigos y familiares del menor.

Pase lo que pase, se haya hecho lo que se haya hecho: habla con adultos

La máxima en estos casos es que el menor acosado, advierta a sus profesores, padres, amigos de lo que sucede. Y luego se pongan en las manos de las autoridades. Existe una guía promovida por el gobierno de España que se llama: “Internet segura for Kids”. Donde dan pasos, consejos y lugares donde acudir en caso de vivir una experiencia de este tipo. Pero por encima de todo, debemos dejar algo claro a estos menores. Pase lo que pase y hayas hecho lo que hayas hecho, siempre estará tu familia y las autoridades para ayudarte.

Los riesgos que hay en la red son muchos, pero cuanto antes les expliquemos a los menores que deben tener cuidado, mejor. Esta bién que se devuelvan en la web, que aprendan; no obstante, debemos darles consejos a la hora de que naveguen. Deben saber que no todo lo que hay en internet es bueno. Si les enseñamos a comer sano y que se cuiden de ciertos alimentos, lo mismo debemos hacer con el uso de la web.

Share This Story!

You may also like

No Comment

You can post first response comment.

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies