Teléfono fijo +34 91 11 58 391 / Teléfono móvil y WhatsApp +34 636 433 047

Existen ciertas profesiones donde más riesgos se corren y más infieles, nos podemos encontrar. Detectives Madrid Indicios, te indica cuales son y así sabrás si tu pareja trabaja en alguna de ellas.

En algunos trabajos las relaciones entre compañeros, facilita a veces, un contacto o roce más continuado y estrecho. A eso, debemos sumarle el tiempo que comparten, ya que en muchos casos, se está más con los compañeros que con la pareja o familia.

¿ Cuáles son estas profesiones?

En primer lugar, tenemos aquellos cuya profesión está relacionada con el mundo de la medicina. Tanto médicos, doctores, enfermeros o ATS son los que encabezan esta lista de los más infieles.

No se sabe muy bien, si la culpa viene por las largas horas que tienen en las guardias o por la tensión y el estrés, que produce su trabajo y de ahí que necesiten “desahogarse”; lo que no está mal, por un lado, pero el problema llega cuando no se “desahogan” con su pareja.

En el segundo puesto, se hallan los y las trabajadores de altos vuelos, los pilotos y las azafatas o los azafatos, permanecen mucho tiempo fuera de sus hogares. Incluso, en algunos viajes, deben alojarse en los hoteles, dando oportunidades a mantener relaciones fuera del matrimonio y de la pareja.

Muchos y muchas tienden a tener aventuras y affaire con sus compañeros y con otras personas fuera de su vinculo laboral.

En el tercer y cuarto lugar, se encuentran dos profesiones muy distintas entre sí; los deportistas y lo/as camarera/os. Los primeros suelen ser futbolistas; su preparación física se encuentra muy superior a la media, de ahí el éxito que tienen.
Luego a la hora de acudir a fiestas y conocer a gente nueva, hace que las relaciones extramatrimoniales y fuera de la relación, sean mas proclives que en otros sectores del deporte.

Las profesiones con más infieles. ¿En qué trabaja tu pareja?.

Las profesiones con más infieles. ¿En qué trabaja tu pareja?.

En cuanto a los camareros, la noche puede “confundir” a muchos y estar en el otro lado de la barra, ayuda y mucho; pero si además, saben escuchar a los clientes, da consejos buenos, son atentos y amables, entonces pueden resultar de los mas atractivo para alguien que quiera disfrutar de una noche loca.

Si tu pareja está en alguno de estos apartados, ya sabes…Pero como expertos en el sector de las investigaciones privadas, debemos decir, que a veces, el que no parecía, la que nunca iba hacerlo o el que siempre está ocupado, pueden tener más papeletas que cualquiera. Y no hace falta trabajar en estos campos, mencionados.

¿Somos muy infieles los españoles?

Recientemente, se realizo un estudio en el cual, hablaba que dentro de la población española, el 30% son infieles. Concretamente mencionaban que cada cuatro españoles, habían enviado e intercambiado mensajes muy subidos de tono.

La mayoría de ello/as, confesaron que sus affaire había sido con un compañero/a de trabajo. Eso sí, mucho/as de ellos, continuaban con sus parejas estables y en ningún momento de su aventura, se paro en pensar en dejar a su mujer o esposo.

Algunos, aunque parezca mentira o suene a guasa, mencionaron que después de ese “desliz”, habían apreciado y querido más a sus respectivos. Y que no volverían hacerlo porque no deseaban hacer daño a esa ser querido.

Al margen de la ética y la moral de cada uno; porque en esta vida nadie tiene que poner muros a los otros, debemos señalar que la otra parte, puede que se dé cuenta y que quiera saber la verdad.

Y no es de extrañar, que a los profesionales que acuden para descubrir la verdad, no seamos nosotros: los detectives privados.

Por eso, a los infieles que no les extrañe que sean investigados por nosotros. Si engañas a tu pareja, entonces debes respetar las reglas del juego y no esperes que la persona a la que se le engaña y miente, se quede parada/o sin hacer nada.

Va a querer saber y tu no podrás impedirlo. Y menos, que nosotros, los investigadores privados, te pillemos con la “manos en la masa”.

Los encuentros extraconyugales se realizan más de lo que muchos se creen. No hace falta con cogerse un día laboral libre; simplemente con la hora de la comida o después del trabajo, se pueden producir esos encuentros.

Ni tampoco hace falta que sean en hoteles o en algún piso; con tener un vehículo con las lunas de la parte trasera tintadas y echar atrás los asientos, se puede tener una agradable aventurilla.

Los detectives somos testigos testigo de encuentros y desencuentros, todo lo que sucede pasa por delante de nuestras cámaras y lo captamos todo. Eso sí, sin meternos en la intimidad de la persona investigada y esto es un aviso para los morbosos.

Cuando una persona acude a nuestra agencia y necesita saber qué pasa con su relación, no es porque se haya dado cuenta de una aventura puntual, sino que existe algo más que un desliz al uso; es muy continuado.

El miedo se apodera y el necesitan disipar las dudas que tienen. Solo por ese motivo, acuden a nosotros, buscan respuestas a muchas preguntas que tienen en sus mentes y que han estado formulándoselas durante mucho tiempo.

En algunas ocasiones, sus propios cónyuges, han confesado que tuvieron una infidelidad con algún que otro compañero de trabajo y cuando se acercan ciertas fechas, como las cenas navideñas, nos contratan para saber si puede haber otro pequeño “deshago”.

Los infieles pueden encontrarse en cualquier profesión, raza, religión, status social y orientación sexual. La infidelidad no sabe de discriminaciones. No obstante, los únicos enemigos que puede tener, somos nosotros; los detectives.

Share This Story!

You may also like

No Comment

You can post first response comment.

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies