Teléfono fijo +34 91 11 58 391 / Teléfono móvil y WhatsApp +34 636 433 047

En Detectives Privados, vamos a explicar en que consisten las vigilancias, seguimientos y gestiones que desarrollamos en nuestro día a día. Los operativos que usamos en las investigaciones privadas, aunque parezcan fáciles, suelen tener varios puntos y características similares pero que a tenor, resultan complicados.

Vigilancias, seguimientos y gestiones. ¿Cómo en las películas?. No

Ya sabemos que en el mundo del cine, los detectives suelen convertirse en un buen recurso para un guion de misterio. Pero en la realidad, poco tenemos que ver con esos sabuesos de la gran pantalla.

Muchos de nosotros ni nos comportamos como ellos, ni hemos tenido persecuciones en coche que casi nos cuesten la vida. La fantasía es sólo eso, imaginación al poder y otorgar a un sector profesional con un aura llena de melancolía y de aventuras dignas de cualquier superhéroe de acción.

Las vigilancias, seguimientos y gestiones investigadoras es lo cotidiano en nuestra vida laboral. Las primeras son imprescindibles para poder observar tanto la salida como al entrada de la persona que nos interesa para la investigación. Horarios, con quien sale o entra…; son solo algunas de las pistas, datos e informaciones que nos pueden ayudar. Y qué decir, de ver como es la casa, cuantas salidas tiene, si hay parking exterior o interior…

En cuanto a los seguimientos, no es simplemente ir tras ellos. No debemos ser vistos ni por ellos ni por nadie. A saber si estamos en algún punto fuera de la ciudad del investigado y por casualidad (se han visto cosas peores); aparece un familiar o amigo y este o estos, se han percatado de nuestra presencia.

Operativos detectives: vigilancias, seguimientos y gestiones

Operativos detectives: vigilancias, seguimientos y gestiones

O por ende, que un buen ciudadano nos haya visto y piense que seamos secuestradores o ladrones y dé aviso al o a la investigado o investigada, creyendo que está haciendo un bien a otro conciudadano. Porque seamos sinceros, pocos piensan que somos detectives privados.

Existe cierta problemática con los seguimientos, no sólo se pueden hacer a pie, sino en coche, en moto o en transporte público. A parte de esto, nos podemos encontrar con la hora punta del tráfico, calles estrechas y de una sola dirección, metro o autobuses atestados de personas, una calle solitaria, pasadizos, lugares donde no se puede aparcar porque no tienes permiso…

Como verán no es nada fácil. Por eso es muy importante conocer el terreno y antes de hacer cualquier seguimiento, se debe estudiar la operatividad. Cuanta más información tengamos mejor y de esta forma, podremos adelantarnos a cualquier incidencia que pudiese presentarse durante la investigación.

Muchos dirán que nos metemos en la intimidad de las personas o que podemos atentar con derechos fundamentales. Esta creencia está lejos de la realidad. Para que no suceda nada de esto, en España, para ser detective es obligatorio estudiar una carrera enfocada al derecho. Somos conocedores del marco jurídico y sabemos lo que podemos hacer y lo que no. Además, el departamento de Seguridad Privada es el órgano que nos vigila y controla.

Si es un caso laboral, solo investigaremos en ese entorno

Cuando un cliente entra en nuestra agencia de Indicios y nos solicita una indagación, le preguntamos qué es lo que quiere y que pruebas necesita obtener. Si es un tema laboral, los seguimientos, vigilancias y gestiones se harán en este ámbito. Después en su vida privada, nosotros no estaremos ni nos importa si están casados o tienen otra relación paralela. Nosotros no entraremos a investigar en su esfera personal. Por eso, tenemos que dejar bien claro a los clientes que existen limitaciones.

La legitimación es un punto importante y que se debe plasmar en el contrato. Todo aquel que quiera una investigación, deberá tener una relación con la persona que quiere que se le haga un seguimiento.

Puede ser esta relación laboral, empresarial, contractual, sentimental, familiar o legal. Si no existe relación entre el cliente y la persona a investigar, no podremos hacer nada. Ya que es un requisito indispensable para las investigaciones privadas.

Las pruebas son el objetivo importante; ya sea para juicios o para demostrar un hecho o comportamiento que quiera nuestro cliente, para su conocimiento.

Un paseo con las manos agarradas, un beso discreto en un rincón apartado, una caminata para terminar con un partido de baloncesto y eso, que se alega que existe enfermedad y no puede moverse, una grabación saliendo y entrando en un domicilio para una localización…

A los detectives privados, ya se les está valorando y viendo como una herramienta importante, para demostrar hechos, acciones o conductas, que de otra manera será imposibles de llevar a los tribunales.

La Ley es clara, sólo los detectives pueden investigar asuntos privados y recoger pruebas. Por mucho que un ciudadano haga un video donde se vea como un empleado que alega estar en cama, y se le grabe conduciendo; no servirá como prueba.

No ha sido tomada por un profesional que la Ley le haya otorgado a hacerlo y muchas veces, vulneran los derechos fundamentales. Ni que decir, que algunos son capaces de grabar a ese empleado hasta en zonas privadas.

Lo que sucede, que en vez de ayudar a su caso, su abogado tendrá que vérselas más adelante, defendiéndole por haber atentado a la intimidad o a la imagen de esa persona.

Si usted necesita pruebas y las requiere para un juicio o litigio futuro; mejor es contratar a un detective que si está sujeto a la Ley y que todo lo que obtenga es válido y procedente ante cualquier tribunal español o europeo.

Share This Story!

You may also like

No Comment

You can post first response comment.

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies