Teléfono fijo +34 91 11 58 391 / Teléfono móvil y WhatsApp +34 636 433 047

En el blog de Detectives Privados Madrid, queremos informar a nuestros lectores de lo que sucede en la actualidad en el mundo de la criminología. Por eso, hoy vamos a hablar de las Maras; una de las organizaciones más violentas que existe y que ha querido volver a España.

¿Qué son las Maras en realidad y cómo nacieron?

En este post, queremos primero hablar sobre sus orígenes, por eso desde Indicios detectives privados vamos a explicar cómo se formaron. Las Maras o Mara Salvatrucha, es una de las organizaciones más violentas que existen en la actualidad. Se originaron en Los Ángeles, alrededor de 1980; expandiéndose más tarde por algunas ciudades o estados de Estados Unidos, llegando hasta Canadá y más al sur, Centroamérica, México, El Salvador, Chile, Honduras…Desde finales de los años 90, las maras pusieron sus ojos en Europa y se instalaron en Italia y España. Son pandilleros y cada grupo tiene su células. La máxima de esta organización criminal es que si entras solo puede salir de ella, muerto. La mayoría de sus individuos, portan tatuajes, lo que les hace muy identificables para las autoridades; de ahí, que en los últimos tiempos, esos tatuajes no están tan a la vista.

Las Maras quieren volver a España. La banda más violenta

Las Maras quieren volver a España. La banda más violenta

Utilizan un código propio con un lenguaje concreto con señales. Son violentos y la muerte no la temen, al mismo tiempo, que no respetan la vida de los demás. Algunos de estos grupos, tuvieron relaciones con el Cartel de Sinaloa, cuando Joaquín Guzmán Loera, la dirigía. De sus delitos se puede hablar de secuestros, violaciones, ajustes de cuentas, distribución y venta de drogas y armas, extorsiones, robos…Pero lo que más les caracterizan es la crueldad que emplean con los nuevos “reclutas” y sobretodo, con aquellos que intentan alejarse de la organización.

En algunos países, se han convertido en un verdadero problema, sobre todo porque se han visto inmerso en una violenta, que no habían visto en otros grupos de criminales. Son sujetos que no tienen nada que perder, que si mueren hoy o mañana, les da igual. De ahí, la crueldad y la violencia empleada en sus ataques.

Una de las acciones más brutales que realizó este grupo de delincuentes, fue en Hondura. El 23 de diciembre del 2004; cuando el gobierno de ese país, decidió restablecer la pena de muerte, como respuesta, la Mara Salvatrucha, secuestro un autobús interurbano y fueron ejecutados, uno por uno, todos sus pasajeros. La mayoría de las víctimas eran menores y mujeres. Aunque fueron arrestados los dos asesinos que perpetraron esta masacre, la mara continuo su especie de “lucha” contra la pena de muerte en Honduras.

La Mara intentan volver a España y establecerse

En España, aparecieron por primera vez a finales de los 90 y principios del siglo XXI. Al principio eran un pequeño grupo de inmigrantes pero poco fueron creciendo. No eran autenticas maras y sólo eran imitaciones, que no tenían órdenes expresas de los lideres de Centroamérica. Pero con el tiempo, si aparecieron los verdaderos miembros de la mara y la Guardia Civil puedo detectarlos a tiempo. Mediante la vigilancia y una operatividad combinada con los distintos Cuerpos y Fuerzas del Estado, se hicieron varios arrestos, obligando a las maras a reorganizarse y retirarse de nuestro país.

Aunque algunos sujetos pertenecientes a la organización, se quedaron en nuestro país, el control que había sobre ellos, hicieron que sus acciones criminales fueran cada vez más reducidas. Se saben que están asentados en Barcelona, Tarragona, Madrid, Alicante, Cáceres, Melilla, Valencia, Castellón, Gerona y Lleida.

En el 2012, se comprobó que dos cabecillas importantes de las Maras, habían viajado a España para reactivar la organización; su intención era ampliar sus dominios por el resto de Europa. Por ese motivo, España era la plataforma perfecta para continuar su expansión. Por ello, el Ministerio del Interior, vio como tarea primordial la lucha contra esta organización criminal tan violenta y actúo, para impedir este asentamiento y la posible llegada de más integrantes.

Tanto el FBI, Scotland Yard las autoridades de otros países sudamericanos como México y España, colaboran constantemente contra la lucha de las Maras. En el 2014, las autoridades españolas, arrestaron a la cúpula de las Maras. Más de 35 individuos fueron acusados de estar integrados en esta formación delictiva. Sin los cabecillas, la mara quedo huérfana y sólo ha estado en nuestro país realizando ciertos delitos, que en la mayoría de los casos eran impedidos por nuestros policías.

Pero en este último año, se empezó de nuevo una investigación, las vías de comunicación entre México y España, se reabrían sobre este tema. Las investigaciones señalaban que uno de los líderes de la mara, iba a viajar a nuestro país para intentar de nuevo, revivir la organización. La encargada de ir detrás de la pistas ha sido la Policía Nacional.

En Madrid, se le detuvo, le llamaban “El Mexicano”. Llevaba un carnet falsificado y se piensa que viajo por varios territorios de nuestro país. Se encuentra bajo custodia policial y cuando se termine la indagación, será expulsado de España. A parte de esto, se ha podido demostrar que los miembros que estaban al día de hoy, operando en nuestras fronteras, se habían dedicado en los últimos años, a la ocupación de inmuebles vacios para realquilárselo a otros compatriotas. De esta forma, recaudaban dinero para la financiación de la banda, como las extorsiones, secuestros exprés a empresarios y comerciantes…

El FBI, hace años estuvo observando una nueva línea de investigación respecto a las actividades de la Mara; esta vía indicaba que podía haber contactos entre ellos y células de Al Qaeda; de momento no se ha sabido nada sobre esta posible investigación, ni tampoco ha habido conformación de la existencia de esta relación.

Share This Story!

You may also like

No Comment

You can post first response comment.

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies