Teléfono fijo +34 91 11 58 391 / Teléfono móvil y WhatsApp +34 636 433 047

Los datos del Gobierno Español que han sido publicados, señalan que la criminalidad baja en nuestros país. No obstante, no todo son buenas noticias; si la delincuencia ha descendido, existen otros delitos como las estafas, fraudes y robos en domicilios, que han subido.

La criminalidad baja en nuestro país.

La criminalidad baja en nuestro país.

En el sector de las investigaciones privadas, las agencias de detectives privados en Madrid, saben muy bien la realidad de estos datos. Son muchos, los qué hemos observado, como cada vez más, los ciudadanos piden y solicitan ayuda nuestra para casos como estafas y fraudes.

Antes, solicitaban este tipo de investigaciones, las empresas y los propietarios de negocios, pero se está viendo, que hay mas particulares, que recurren a nuestra ayuda para poder tener pruebas contundentes y luego, interponer las denuncias pertinentes y correspondientes a los responsable de su mal.

En Indicios, detectives privados en Madrid, hemos ayudado a nuestros clientes ha poder demostrar un hecho, que sin pruebas, no se podrían haber conseguido nada en los tribunales.

Por este motivo, muchos son los que se animan a contratar los servicios de investigación en nuestro sector. Los resultados son tan satisfactorios como beneficiosos, ya que las pruebas, al ser imparciales, no se pueden rebatir.

El abogado que lleva el caso, al ver estas pruebas, puede conseguir hacer un escrito de defensa o de acusación tan elaborado y detallado, que no se dejara, ningún cabo suelto.

En la mayoría de los casos, donde ha habido una colaboración entre abogados y detectives privados, se ha visto como no solo ha mejorado los resultados para nuestros clientes, sino que la otra parte, no ha podido rebatir absolutamente nada.

De ahí, que hay más gente, que se animen a pedir la ayuda de los investigadores y poder defenderse de los estafadores y defraudadores.

Si al mismo tiempo, con la crisis, se aumento los delitos de fraude y estafa, del mismo modo, también ha subido la contratación de detectives para ayudar a conseguir, localizar y rastrear, a estos sospechosos.

Los datos apuntan que en el 2014, dentro de nuestro territorio, hubo casi 44% de infracciones penales, que se subdividía en delitos y faltas, frente al dato del año 2008, donde los delitos y faltas, englobaban más del 51%.

Pero esto no significa, que esta bajada se contemple en todas las Comunidades Autonómicas por igual; sí en algunas regiones, ha descendido el numero de delitos penales como hurtos, homicidios…en otras, se ha incrementado, como es el caso, de Cataluña, donde existe un grave aumento en el delito de homicidio.

La seguridad ciudadana es uno de los puntos más importantes que debemos seguir observando, gracias a las estadísticas, podemos prever delitos o saber, el pulso que existe en las calles.

Cada barrio o zona, tiene su propia respiración, de ahí, que se ha necesario saber cuáles son los problemas concretos, que existen y luego, debatirlos y estudiarlos para dar una solución conjunta.

Las medidas que se pueden tomar, para solucionar los problemas de delincuencia, puede que nos se vean a corto plazo, sin embargo, a largo, podremos tener una criminalidad, aun menor, que la de hoy en día.

La prevención y la educación, son dos características importantes y cruciales que toda la sociedad, debe tener en cuenta. Las Naciones Unidas De derechos Humanos, posee un protocolo y una guía para seguir unos pasos y así reducir la criminalidad entre los más jóvenes.

Si podemos conseguir, que los delitos disminuyan entre este sector de la población, entonces, podremos conseguir que cuando alcance la mayora de edad, ya no sean delincuentes potenciales, sino ciudadanos que puedan contribuir en el funcionamiento de la sociedad.

Este descenso que estamos viviendo, también se refleja en los centros de internamiento penitenciario. Actualmente, tenemos en las cárceles a 65.000 reclusos, frente a 76000, que hubo en el año 2010.

Pero aun así, somos y continuamos, siendo uno de los países de la Unión Europea, que tienen mas población entre rejas, que los restantes miembros. Lo que contrasta con la lista de los países más tranquilos en delitos e infracciones.

España en esta lista, se sitúa en los puestos más bajos, y coloca a otros, en los más altos. Lo más extraño, es que los países, más golpeados por la crisis, son los que menos delitos tienen en su territorio.

La población española, en encuestas que se han realizado en los últimos años y meses, el punto de la preocupación que había sobre la inseguridad ciudadana, ha quedado relevado por otras preocupaciones como la corrupción y el desempleo.

Esto es debido porque los delitos de sangre como asesinatos y homicidios, han bajado hasta llegar al 13% y las agresiones sexuales, también con un 24%. En cambio, los malos tratos aumentan y más, en edades tempranas, lo que hace que se haya mejorado en datos algunos delitos y otros no.

Algunos expertos, indican que es debido, al endurecimiento de las penas, y la revisión del Código Penal, como la introducción de la prisión permanente revisable. Ante esto, muchos son los delincuentes, que prefieren no “jugársela” y dedicarse a otros delitos, que tengan menos consecuencias penales.

Pero los robos en domicilios y vehículos, como estafas y fraudes, continúan estando mas presente en nuestra sociedad. La crisis, ha hecho que muchos delincuentes, vean la desesperación de la población y se aprovechen de su puntos débiles.

Personas que necesitan trabajo, que si tiene que pagar algo a cambio de un puesto de empleo, lo harán, que viven en condiciones limites y pueden ser los objetivos más aclamados para estos criminales.

También se suma, la debilidad de las personas mayores, que se confían de las buenas maneras y palabras de estos estafadores y termina siendo engañadas.

Estafas como el técnico del gas o el de la revisión de la caldera, son algunos de los señuelos que realizan estos individuos, cuyos objetivos suelen ser las personas mayores.

Otro delito que se está incrementando, son las bajas fingidas y las estafas a mutuas, seguros o mutuas, junto con los fraudes de la Seguridad Social. Pero no solo existe los fraudes en la ciudad; sino al principio de la crisis, se pudo ver, la existencia de este delito en las zonas rurales.

Donde muchos interponían denuncias sobre sustracciones de maquinaria agrícola o pérdidas de cosechas, otros alegaban que lobos o perros salvajes, les había arruinado el ganado y eran falsas. La Guardia Civil, estuvo luchando e investigando en estas actuaciones ilegales.

Gracias a su labor, actualmente este tipo de delito en las zonas rurales, ha descendido.

Indicios-Agencia de detectives privados en Madrid.

Share This Story!

You may also like

No Comment

You can post first response comment.

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR