Teléfono fijo +34 91 11 58 391 / Teléfono móvil y WhatsApp +34 636 433 047

En Detectives Privados, queremos alertar sobre los fraudes que se les hace a muchos estudiantes universitarios con los alquileres. Dentro de poco se aproxima la época de los exámenes finales de las universidades y con ello, las vacaciones.

En septiembre y octubre, es cuando empieza la búsqueda en los alquileres cercanos a los campus o a las ciudades universitarias. Esto ocurre en la ciudad universitaria de Madrid, en Granada, la famosa universidad de Salamanca, Barcelona…en cualquier ciudad que tenga una buena universidad.

Universitarios estudiantes y alquileres con fraude

Durante esos meses, estas ciudades se convierten en hervideros de estudiantes universitarios, a la caza de algún “chollo”. Algunos buscan un piso, otros un piso compartidos y puede que hasta una habitación; todo depende de los recursos económicos de cada uno.

Muchos dueños de estos pisos de estudiantes, suben los alquileres por esta época, porque saben que el mercado es seguro y existe muchas posibilidades de alquilar. La demanda es tan grande, que saben que tienen potenciales clientes.

Fraudes en alquileres a estudiantes universitarios. Cuidado

Fraudes en alquileres a estudiantes universitarios. Cuidado

Y esa búsqueda incasable a la vez, se convierte en una posibilidad clara para los estafadores que quieren conseguir dinero engañando a estos muchacho/as ilusionados. Los fraudes en los alquileres no es algo nuevo, desde hace bastante tiempo se ha percibido un aumento.

Con la crisis muchos han visto un gran señuelo en estas situaciones y lo peor, que sus víctimas caen más a menudo que en otros sectores, y es por el deseo de conseguir algo que este cerca de su facultad, que sea económico y que el piso o la habitación, sea cómoda y agradable.

Utilizan plataformas de internet para hacer los fraudes en los alquileres; para ello se publicitan en páginas de alquileres de vivienda. Cuelgan fotos idílicas, maravillosas y a preciso muy económicos.

Incluso, en algunas páginas de estas características, ponen a disposición del propietario o arrendador, la posibilidad de subir un video, donde se pueda ver mejor su casa.

En ellos, se pueden ver muebles o estancias, como está el edificio orientado o que vistas pueden tener los estudiantes que lo alquilen.

Todo esto, como reclamo publicitario para poder atraer a cuantos más jóvenes y los que puedan pagar la suma que solicitan.  A veces, son los propios padres quienes buscan estos pisos.

Para ellos, si pueden pagar un piso que sea de su agrado, no les importa el dinero, mientras sus hijos puedan estar bien durante esos meses fuera de la casa familiar. Y eso, lo saben muy bien los estafadores, de ahí el buen negocio suculento de los fraudes de alquileres.

Tampoco han abandonado la vieja fórmula de colgar anuncios por las farolas o en las propias universidades o sus alrededores; todo esto hace que exista más posibilidades de atraer a más víctimas de fraude de alquiler.

Los estudiantes universitarios, ávidos de conseguir estas “gangas”, se lanzan sin saberlo hacia sus verdugos y dan las finanzas o anticipan meses de alquileres, sin saber que están cayendo ante una estafa.

Una misma habitación, puede ser alquilada por varios estudiantes universitarios, que no saben que ni siquiera existe esa habitación o que el piso compartido, ya esta siendo ocupado por otros inquilinos.

Una vez pagada la fianza y algún mes de alquiler, cuando quieren tomar contacto con el propietario para avisarlo que pronto llegara a la ciudad y que necesita las llaves para poder acceder y llevar sus cosas, es cuando se dan cuenta de la trampa.

Los detectives privados, nos solicitan algunas veces, los padres para descubrir si esos pisos son verdaderos o no, ya que se sabe de la existencias de estos estafadores.

El fraude ya esta y la verdad se descubre

Otro método es hacer el contrato, para así asegurarse que la víctima se crea más la jugada y atraerla más. Para ello y sirviéndose de las tecnologías, se envían correos electrónicos. Hay que recordar que estos correos, se deben guardar para cuando se hagan las denuncias pertinentes.

Ya que pueden ser pruebas importantes a la hora de las investigaciones; ya sean privadas o por parte de las autoridades. Las investigaciones informáticas sobre correos electrónicos, pueden ser claves para conseguir rastrear a los que realizan estos fraudes de alquileres.

Cuando mandan los contratos, el estafador suele adjuntar una fotocopia de un carnet de identidad, que es falso, naturalmente. Esto también es importante, porque si se logra atraparle se le puede incluir otro delito; la usurpación de la personalidad o suplantación de la identidad.

La persona que recibe todo, lo revisa y ve que esta correcto, momento que hace la transferencia demanda por el supuesto propietario y le da la señal.


Como en el anterior modus operandi, cuando se quieren poner en contacto con la persona arrendadora, ya no existe ni el dinero mandado. A veces, es incluso peor, porque el estudiante o la estudiante universitaria, cuando llega a la ciudad se presenta en el piso, y es cuando descubre la verdad.

Esto no solo pasa en España, en otros países europeos como EEUU, Reino Unido, Francia, Irlanda y otros más, han visto un incremento en estos delitos. No obstante, lo que más alarma es que el delincuente, no hace falta que este en el país, donde se hace la estafa.

Y eso hace que las investigaciones sean más complejas y se alarguen, pero no son imposibles. Muchos de estos sujetos, caen gracias a las intervenciones de profesionales como las autoridades y los investigadores privados.

Share This Story!

You may also like

No Comment

You can post first response comment.

Leave A Comment

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR